50 personas siguen desaparecidas tras descarrilamiento en Quebec

Mientras las autoridades canadienses autorizaron hoy el regreso a sus hogares en Lac-Mégantic a 1,200 personas
50 personas siguen desaparecidas tras descarrilamiento en Quebec
Fotografía del 8 de julio de 2013 cedida por la Policía provincial de Québec hoy que muestra a dos trabajadores descansando sentado en las ruedas del tren.
Foto: Archivo / EFE

Toronto, Canadá – Las autoridades canadienses autorizaron hoy el regreso a sus hogares en Lac-Mégantic a 1,200 personas que tuvieron que abandonar la localidad tras el descarrilamiento y la explosión el sábado de un tren cargado de petróleo, hecho que dejó al menos trece muertos.

La Policía Provincial de Quebec indicó que, en total, unas 50 personas están desaparecidas desde el accidente.

Unas 300 personas siguen sin acceder a sus hogares para facilitar las tareas de los equipos de rescate que trabajan en el centro de la localidad, de unos 6,000 habitantes, para localizar a los desaparecidos.

Las autoridades canadienses solicitaron el lunes a los familiares y amigos de las personas desaparecidas que proporcionen objetos como peines o cepillos de dientes para poder extraer material genético que ayude a identificarlas.

El presidente de la compañía propietaria del tren que descarriló, Montreal, Maine & Atlantic Railway (MMA), Ed Burkhardt, tiene previsto visitar la localidad este martes.

Los habitantes de Lac-Mégantic, situada a 250 kilómetros al este de Montreal y cerca de la frontera con Estados Unidos, han expresado en los últimos días su descontento en la reacción de la compañía tras el accidente.

Burkhardt dijo hoy, en declaraciones a la televisión pública canadienses CBC, que ha recibido muchos mensajes amenazadores.

“Espero que no me disparen”, señaló Burkhardt cuya compañía está basada en Estados Unidos.

La última polémica entre MMA y los habitantes de la región se centra en las acusaciones vertidas por Burkhardt contra los bomberos que apagaron un fuego en el tren accidentado horas antes de que descarrilase.

Burkhardt dijo ayer que los bomberos de la localidad de Nantes, a unos 11 kilómetros de Lac-Mégantic, apagaron la locomotora del tren accidentado lo que provocó que el convoy liberase sus frenos y se desplazase a gran velocidad hacia la población.

Pero los bomberos de Nantes negaron lo declarado por Burkhardt y dijeron que tras apagar el fuego en el convoy, compuesto por cinco locomotoras y 72 vagones cisterna que transportaban cada una 100 toneladas de petróleo, dejaron el tren bajo el control de empleados de MMA.

Burkhardt también defendió el historial de seguridad de su compañía a pesar de que en los últimos años ha estado envuelta en varios incidentes.