Adiós al Barcelona

David Villa tratará de llenar hueco que deja Falcao

BARCELONA, España (AP).— El delantero David Villa será el encargado de tratar de reemplazar los goles que se llevó Radamel Falcao del Atlético de Madrid.

Barcelona anunció ayer que había llegado a un principio de acuerdo para vender al delantero en un máximo de 5.1 millones de euros (6.5 millones de dólares), reservándose el 50% de su pase en caso de que Villa sea transferido luego a otro club.

Según un comunicado del Barcelona, el monto de la operación está repartido 2.1 millones de euros (2.7 millones de dólares) esta temporada, 2 millones de euros (2.5 millones de dólares) más si el jugador sigue con el Atlético la temporada 2014-15 y finalmente otro millón de euros (1.2 millones de dólares) si prolonga su contrato hasta la campaña 2015-16.

Villa marcó 48 goles en 119 partidos con Barcelona tras incorporarse al club en el 2010, pero perdió la titularidad tras fracturarse la tibia izquierda durante el Mundial de clubes en diciembre de 2011.

Todo indicaba que iba a quedar relegado definitivamente al banco ahora que el club compró a Neymar, la juvenil sensación del futbol brasileño.

Falcao fue vital para que Atlético ganase la Copa del Rey, derrotando a Real Madrid en la final, y terminase tercero en la liga española, lo que le garantiza una plaza en la Liga de Campeones.

El colombiano, sin embargo, se fue el Mónaco y dejó un gran vacío.

El técnico Diego Simeone se había quejado de que el club no estaba haciendo lo suficiente por conseguir un relevo de peso.

Pero ahora tendrá dos delanteros, ya que Atlético también contrató al brasileño Leo Baptistao, procedente del Rayo Vallecano y quien se dio a conocer jugando en el Santos junto a Neymar.

“A Villa le quedan muchas temporadas de futbol. Es un goleador nato”, dijo el presidente del Atlético, Enrique Cerezo, a Radio Nacional de España.

“De Villa esperamos todo porque es un seleccionado español importante. Esperamos de él que meta muchos goles”.

Villa, máximo goleador de la selección española, con la que convirtió 56 tantos en 92 partidos, era pretendido por el Tottenham de Inglaterra, según medios de prensa.

El ariete convirtió goles importantes con Barcelona, incluyendo uno en la final de la Liga de Campeones que el club le ganó al Manchester United en 2011, pero luego de una prolongada ausencia por una fractura le costó volver a insertarse en el equipo y se fue a la banca.