‘De vuelta del infierno’

Las ex cautivas de Cleveland agradecen en video la ayuda y la solidaridad recibidas
‘De vuelta del infierno’
Amanda Berry
Foto: Fotos: AP

WASHINGTON (EFE).— Las tres mujeres que permanecieron cautivas de un hombre por diez años en una casa de Cleveland, Ohio difundieron ayer un vídeo en el que agradecen la solidaridad que han recibido de la comunidad desde su liberación en mayo.

Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight, que tenían respectivamente 14, 16 y 20 años de edad cuando desaparecieron entre 2002 y 2004, fueron halladas hace dos meses cuando una de ellas rompió una puerta y gritó a los vecinos pidiendo ayuda.

El conductor de autobús, Ariel Castro, de 52 años de edad, fue acusado del secuestro de las tres mujeres y se ha declarado no culpable de los 329 cargos que se le imputan, entre ellos los de secuestro y violación.

Cada una de las mujeres aparece en el vídeo de 3:30 minutos, distribuido por YouTube, durante el cual Berry y Knight hacen declaraciones breves, en tanto que DeJesús responde a algunas preguntas seguida por su padre Félix DeJesús y su madre Nancy Ruiz.

Berry sonríe frecuentemente durante la filmación, hecha el 2 de julio, y da las gracias tanto a quienes han ofrecido ayuda como a quienes han mostrado respeto por la necesidad de privacidad de las tres ex cautivas.

DeJesús también expresa su gratitud, y luego su padre hace comentarios acerca del afecto y el apoyo que la familia ha recibido desde que las mujeres escaparon de su cautiverio.

La última en el vídeo, Knight, expresa su fe en Dios y su confianza de una nueva vida: “He pasado por el infierno y de allí volví, pero tengo la fortaleza de cruzar el infierno con una sonrisa y la cabeza alta y los pies firmes en el suelo.”

“De la mano de mi mejor amigo no dejaré que la situación defina quién soy yo”, añade. “Yo definiré la situación”.

Ésta es la primera aparición pública de las tres mujeres desde su liberación.

Castro, quien permanece tras las rejas, está acusado asimismo por el homicidio agravado de un feto porque presuntamente causó el aborto en una de sus víctimas a la cual había dejado embarazada.