Francia y Uruguay parten como favoritos para alcanzar la final

Francia y Uruguay parten mañana como favoritos para vencer a Ghana e Iraq, respectivamente, y disputar la final del Mundial sub-20 de Turquía 2013.
Francia y Uruguay parten como favoritos para alcanzar la final
El técnico de Francia, Pirre Mankowski, gesticula a sus jugadores durante un partido del Mundial de fútbol sub-20. EFE/Archivo

Madrid, 9 jul (EFE).- Francia y Uruguay parten mañana como favoritos para vencer a Ghana e Iraq, respectivamente, y disputar la final del Mundial sub-20 de Turquía 2013.

El equipo francés, salvo la derrota sufrida ante España, la otra gran aspirante a la corona, ha demostrado durante todo el campeonato su tremendo potencial físico y futbolístico, y Uruguay, verdugo del cuadro de Julen Lopetegui en cuartos de final con una diana en la prórroga, la calidad de varios de sus hombres y la fortaleza principalmente defensiva.

Pero Ghana, que ya perdió ante Francia en la primera fase (3-1) y contra España (1-0), y ha ido progresando en partidos ‘enloquecidos’, e Iraq, la gran revelación del torneo, anuncian dura oposición y bellas batallas futbolísticas.

Franceses y ghaneses abrirán el fuego de las semifinales a las 15.00 GMT en el estadio Ataturk de Bursa y a continuación se medirán en Trebisonda charrúas e iraquíes.

El duelo entre los ‘bleuets’ y los africanos se presenta quizá como el más atractivo, por ser un choque físico de altos vuelos con grandes muestras de calidad.

Francia, con una medular más que poderosa con el juventino Paul Pogba y el sevillista Jeoffrey Kondogbia, una defensa contundente y un ataque demoledor con Yaya Sanogo, nuevo fichaje del Arsenal londinense, sin olvidar a Jean-Christophe Bahebeck, pretende imponer su ley.

Francia busca su primera final en un Mundial sub’20 y Ghana, habitual de estas instancias, pugna por su segundo título universal de la categoría.

Los europeos han llegado a las semifinales tras golear a la anfitriona Turquía (4-1) y a la otra revelación del torneo, Uzbekistán (4-0), en tanto que Ghana se ha mostrado como una gran superviviente ante Portugal (3-2) y Chile (4-3) en encuentros épicos.

Lo peor para los ghaneses es el tremendo desgaste acumulado y las bajas de tres pilares: los defensas Joseph Attamah y Lawrence Lartey, y al joven cerebro del equipo, Moses Odjer.

En Trebisonda, Uruguay quiere seguir reescribiendo su historia. Tras eliminar a España con una diana en la prórroga del gigantón Felipe Avenatti, busca ansiosa la gran final.

Su rival, Iraq, ha ido progresando entre la sorpresa generalizada, con jugadores a tener muy en cuenta y con la emoción también presidiendo la mayoría de sus encuentros. A Paraguay le eliminó en la prórroga y a Corea del Sur en la tanda de penaltis para alcanzar una cota histórica.

Los asiáticos han demostrado un carácter irreductible, buenas maneras y ambición, con lo que Uruguay tendrá que estar muy atenta, mantener la concentración en tareas defensivas e incrementar su efectividad en ataque, donde debe sobresalir una de las figuras del torneo como Nicolás López, e incluso el zurdo Diego Laxalt.

Ausentes en este torneo por primera vez Brasil y Argentina, las dos más grandes potencias de la historia, Uruguay defiende el honor sudamericano al quedarse sola tras la eliminación de Chile a manos de Ghana.

Uruguay, el equipo que ha encajado menos goles en lo que va de competición, persigue la final del Mundial sub-20 dieciséis años después de perder la de Malasia’97 ante la Argentina de José Pekerman (2-1).