Más cargos a Hernández

Informe revela que ex jugador de Pats cerró la puerta a la policía
Más cargos a Hernández
Carlos Ortiz appears for a hearing at Attleboro, Mass., District Court, Tuesday, July 9, 2013. Ortiz agreed to remain in jail until an August hearing to determine if he is a danger to the community. He had been arrested on weapons charges in June in Bristol, Conn., in connection with the murder case against former New England Patriots tight end Aaron Hernandez. Hernandez is charged in the June murder of Odin Lloyd, a semi-pro football player from Boston. (AP Photo/Boston Herald, Angela Rowlings) BOSTON GLOBE OUT; METRO BOSTON OUT; MAGS OUT; ONLINE OUT
Foto: authors

ATTLEBORO, Massachusetts (AP).— Aaron Hernández “se molestó” y le azotó la puerta a los policías que acudieron a su casa tras la muerte del amigo del extight end de los Patriotas de Nueva Inglaterra, indicaron registros judiciales.

El jugador llamó también al teléfono celular de su novia y le pidió que no hablara con la policía después de que los agentes le solicitaron a ella que orillara su automóvil y le dijeron que el amigo, Odin Lloyd, estaba muerto.

Posteriormente, Hernández fue acusado de orquestar la muerte de Lloyd, cuyo cadáver acribillado apareció en un parque industrial cercano a la vivienda del jugador de ascendencia puertorriqueña.

De acuerdo con una declaración jurada, que se vincula con órdenes de allanamiento dadas a conocer ayer, Hernández se acercó a los policías después de que se percató de que estaban estacionados frente a su casa en North Attleboro el 17 de junio, el día en que fue hallado el cadáver de Lloyd.

Los agentes dijeron que le preguntaron sobre una camioneta deportiva que había rentado. Hernández les respondió que la alquiló para Lloyd y que lo había visto por última vez en Boston un día antes, afirman los documentos.

Luego Hernández se molestó, dijo “¿por qué todas estas preguntas?”, se metió a su casa y cerró la puerta con llave, agrega la declaración jurada.

Después regresó para entregarles la tarjeta de presentación de su abogado, y no respondió cuando los policías le dijeron que estaban investigando un fallecimiento.

“El señor Hernández azotó la puerta y volvió a cerrarla con llave”, afirman los registros. “El señor Hernández no le preguntó a los agentes quién era la persona cuya muerte estaban investigando. La actitud del señor Hernández no mostró ningún interés por la muerte de ninguna persona”.