Se benefició de programa

Se benefició de programa
David Castro dice que ahora saldrá adelante.

David Castro, de 19 años, era un estudiante de la escuela secundaria Roosevelt. Cuando cursaba estudios, su novia quedó embarazada y Castro dejó la escuela para buscar trabajo para mantener a su nueva familia. El joven pronto descubrió que sin estudios o experiencia no podía hallar empleo.

Castro se enteró del programa de trabajos para jóvenes de casualidad. “Encontré un papel en el suelo, frente a la casa y lo levanté para limpiar”, recordó el joven. El papel tenía información sobre el programa de ayuda para jóvenes que han dejado la escuela. “Fue como si Dios lo hubiese puesto en mi camino”, dijo Castro.

El joven aseguró que el programa le cambió la vida. Castro sacó su GED y este verano trabajará en el centro de Boyle Heights ayudando a otros. De este manera podrá mantener a su hijito de un año. “Ya nadie puede decir que soy un cholo vago y pelón”, dijo con orgullo. La meta de Castro es terminar sus estudios y mantener a su familia. “Quiero ser el primero en mi barrio que tenga un empleo trabajando para la ciudad”, agregó.