Ticos muestan poderío

Costa Rica se impone sin apuros a Cuba en primer partido del G-C
Ticos muestan poderío
Jairo Arrieta (der.) vence al portero cubano Odiel Molina e intenta anotar ante la marca de Jorge Clavelo.

PORTLAND, Oregon (EFE/NTX).— La selección de futbol de Costa Rica venció ayer con facilidad por 3-0 a su similar de Cuba en el primer encuentro de la jornada inaugural del grupo C de la duodécima edición de la Copa Oro de la Concacaf.

La figura del partido, que se disputó en el Jeld-Wen Field, de Portland, fue el centrocampista costarricense Michael Barrantes, autor de dos goles: el primero, conseguido en el minuto 51, y el segundo, tercero de la cuenta tica, a los 77, mientras que Jairo Arrieta logró el 2-0 a los 72. Con este resultado, los ticos sumaron tres unidades, en tanto los del Caribe se quedaron en cero.

El partido no tuvo mayor historia que ver cómo Cuba aguantó sin que le hiciesen ningún gol en la primera parte ante el nerviosismo y poco acierto que tuvieron los jugadores costarricenses a la hora del remate a puerta.

La diferencia en el marcador deja ver que el trámite del partido fue muy sencillo para los centroamericanos, aunque es importante destacar el cuadro cubano supo aguantar y que fue hasta que el fondo físico no le alcanzó cuando fueron superados con claridad.

Aunque el mejor futbol lo puso siempre Costa Rica, que mostró una buena técnica superior, mejor ubicación en el campo y, sobre todo, supo aprovechar en las oportunidades que le dieron la débil defensa y sobre todo el arquero cubano Odelín Molina.

Una vez que Costa Rica inauguró el marcador, se fueron los nervios y el partido cayó por completo de su lado para asegurar una victoria que le da tranquilidad de cara al resto de la competición.

Barrantes fue, sin discusión, el mejor hombre del combinado nacional costarricense, no sólo por el doblete que consiguió, que puso ser una tripleta si el árbitro salvadoreño Elmer Bonilla no le hubiese anulado el que marcó en un más que discutido fuera de juego.

Costa Rica no necesitó el gol anulado y, aunque no brilló con su juego, sí fue superior a Cuba y se mereció el triunfo.

El equipo caribeño, en su línea de luchar al máximo y darlo todo en el apartado físico, siguieron sin mostrar progresos en el juego técnico y también fueron muy ingenuos a la hora de plantarse en la área defensiva, pero al menos no fueron goleados de la manera que sucedió en la edición del 2011, donde cayeron por 5-0 ante la misma selección.

La segunda jornada del grupo C tendrá como escenario el Rio Tinto Stadium, en Salt Lake City, donde el próximo sábado Costa Rica intentará sumar ante Belice.