Van dos días sin muertes

Resultado del proceso de pacificación que se inició en el país con la 'tregua'

SAN SALVADOR, El Salvador (EFE).— El Salvador registró el martes su segundo día sin homicidios en lo que va del año, como resultado del proceso de pacificación que se inició en el país con la “tregua” entre pandillas, aseguraron ayer fuentes oficiales.

Sin embargo, el director del Instituto de Medicina Legal (IML), José Miguel Fortín, señaló que el martes hubo cinco homicidios, según publicaciones de medios locales.

Este martes fue el segundo día en lo que va de 2013 en que no se registraron homicidios en El Salvador, dijo a Efe un portavoz del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública (MJSP).

“El primer día sin homicidios [de este año] fue el 26 de mayo”, agregó, al tiempo que destacó que desde que empezó la “tregua” entre pandillas (marzo de 2012) el país totaliza cinco días sin asesinatos.

El segundo día sin homicidios de este año se contabiliza luego de que entre finales de junio y principios de este mes se registrara un repunte en los asesinatos, que alcanzaron un promedio diario de 20, según reconocieron las autoridades.

Con la “tregua” el promedio diario de homicidios pasó de 14 a alrededor de cinco.

La disminución hasta cero homicidios el martes es resultado del “proceso integral de pacificación” que se inició en el país con la “tregua” entre las pandillas y al “redoblamiento de la operatividad conjunta de la Policía Nacional Civil, la Fuerza Armada y la Fiscalía”, indicó el ministro de Seguridad, Ricardo Perdomo, según un comunicado de Casa Presidencial divulgado ayer.

También Perdomo pidió a los salvadoreños “que tengan fe” y “esperanza, que la estrategia de pacificación del Gobierno del presidente [Mauricio] Funes va a dar resultados”.

El Gobierno está abriendo un espacio para la construcción de un pacto social que tiene una dimensión mayor a la “tregua”, más profunda y sostenible en el tiempo, donde todos los sectores de la sociedad juegan un papel importante, dijo Perdomo, de acuerdo a un boletín del Ministerio de Justicia divulgado también ayer.

Perdomo también señaló que el repunte de homicidios que se registró en los últimos días se debió a varios factores, entre ellos, un conflicto interno de “expansión territorial” en la Pandilla 18, que también propició ataques a miembros de la Mara Salvatrucha.

Ambas pandillas son las que pactaron la “tregua”, consistente en que sus miembros no se maten entre sí.

Según reportes de la inteligencia policial, “los jefes o los dirigentes de las pandillas están respetando el acuerdo interno entre ellos de no agresión”, afirmó Perdomo.

Los mediadores del armisticio entre pandillas están “tratando de darle sostenibilidad, transparencia, para incorporarlo a un proceso de diálogo nacional, en el que estén incluidos todos los actores de la vida nacional”, añadió.

Desde la implementación de la “tregua” los homicidios han bajado en El Salvador en alrededor del 52 %, según el Gobierno, que asegura que solo ha actuado como “facilitador” y que no ha negociado con las pandillas.