Cuarto día de protestas en LA en apoyo a Trayvon Martin

Los angelinos realizaron ayer dos nuevas manifestaciones que transcurrieron sin incidentes y bajo un gran despliegue policial

Cuarto día de protestas en LA en apoyo a Trayvon Martin
Manifestantes frente a la alcaldía y en las calles del centro de Los Ángeles.
Foto: La Opinión - Leopoldo Peña

En lo que fue el cuarto día consecutivo de protestas, ayer hacia las 6:00 p.m. unos doscientos manifestantes recorrieron calles del centro de Los Ángeles en clamor de justicia.

Minutos antes, una protesta similar en Leimert Park contaba con menos de la mitad de participantes, y más del doble de custodia policial que el día anterior.

Los alrededores del parque del bulevar Crenshaw, en el sur centro de Los Ángeles estaban fuertemente custodiados por agentes policiales a caballo, motocicletas y patrullas, mientras que helicópteros del LAPD sobrevolaban la zona.

Dentro del mismo parque, agentes del LAPD interactuaban con los protestantes, repartiendo volantes que describían qué tipo de conducta es considerada criminal y desordenada.

“Muchos eligieron no venir, por lo que ocurrió ayer y porque están tratando de reorganizarse, determinar cuál es el próximo paso a seguir”, opinó Aquil Basheer, de Maximum Force Enterprise, un grupo comunitario de intervención y protección del sur centro de Los Ángeles, que comenzó en 1969.

Veinte miembros de la organización caminaban en el parque, mostrando su apoyo a la causa, pero también asegurándose que no haya problemas. “Sabemos que con sólo emoción no se puede ir muy lejos. Es cuestión de organizarse y cambiar las leyes”, agregó.

A diferencia del día anterior, había más participantes jóvenes y menos familias.

En el parque había entre 100 y 150 personas, en su mayoría afroamericanos y algunos latinos. Una vez que oscureció, la protesta se hizo aun más pequeña. Los manifestantes caminaban por el parque, y los pocos líderes comunitarios que llegaron sólo por un rato, se marcharon.

El segundo grupo de manifestantes se congregó a las 6:00 de la tarde frente al City Hall, donde expusieron que lo sucedido a Trayvon Martin es pan de todos los días para las comunidades marginadas de afroamericanos y latinos.

“Trayvon Martin fue asesinato por un vigilante al margen de la ley y motivado por cuestiones raciales”, dijo Marcial Guerra, representante de ANSWER LA, la organización que convocó a la protesta.

Ricardo Moreno, dirigente de la Asociación Simón Bolívar de Los Ángeles, cuestionó: ¿Qué hubiera pasado si el asesino fuera un negro y la víctima un blanco?

Para Gisela Santiago, de Women Organizing Resistence Defend (WORD), lo que le pasó Trayvon fue una injusticia que se repite en las comunidades de color.

“Era un niño que estaba caminando hacia su casa y que sólo por ir por un vecindario blanco fue atacado”, comentó. “Es algo que debe preocuparnos a todos, por eso estamos protestando”.

Los manifestantes caminaron para rodear el edificio del City Hall y llegar a las instalaciones del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) donde se pararon de nuevo para lanzar consignas: “El pueblo dice culpable”, “Sin justicia no hay paz”, “Todos somos Trayvon Martin”.

Luego se dirigieron por la calle Spring hacia el sur hasta llegar a la calle Séptima, doblaron a la derecha y regresaron por la calle Broadway de nuevo al LAPD. La marcha se realizó de manera pacífica y sin contratiempos. Para las 8:30 de la noche ya se habían retirado todos los manifestantes.