Renuncia director de secundaria Ramón Cortines en LA

Norman Isaacs es el quinto director en cuatro años que abandona el cargo

Renuncia director de secundaria Ramón Cortines en LA
Ingreso a la secundaria Ramón Cortines, en el Centro de Los Ángeles.
Foto: J. Emilio Flores

Por quinta ocasión en menos de cuatro años, la preparatoria Ramón Cortines School of Visual and Performing Arts se encuentra sin director.

La falta de fondos para desarrollar sus programas de arte fue lo que llevó al director, Norman Isaacs, a renunciar al puesto que ocupó durante menos de dos años.

La escuela abrió en 2009 en el centro de Los Ángeles con grandes expectativas académicas, pero ha sido víctima de recortes por parte del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), que ha eliminado más del 40% en fondos para programas de arte escolares desde el año 2008 como resultado de un profundo déficit fiscal.

La secundaria tiene en la actualidad 1,500 estudiantes hispanos, que representan un 67% del alumnado.

Isaacs es el quinto director de esta escuela que renuncia en menos de cuatro años. Los dos primeros administradores renunciaron aún antes de que el moderno plantel, que tuvo un costo de construcción de 232 millones de dólares, abriera sus puertas.

“Nadie ha encontrado la manera de sustentar los programas actuales. Tenemos un teatro de 65 millones y no hay dinero para operarlo”, dijo Isaacs al diario Los Ángeles Times.

La preparatoria Cortines actualmente ofrece cuatro programas de disciplina artística; teatro, música, danza y artes visuales, los cuales operan con fondos adicionales, que ascienden a 1 millón de dólares, y actualmente no se sabe si existirán para el próximo año.

Recientemente, el LAUSD recibió una donación de 150 mil dólares de Los Ángeles Fund for Public Education, para poder incorporar actividades de arte.

El superintendente de instrucción del área Tommy Chang, declaró que la renuncia de Isaacs fue inesperada. “Siempre luchó con pasión por asegurar que cada estudiante tuviera la mejor educación posible y defendió la educación artística”, expresó por escrito.

Richard Romo, padre de dos estudiantes de esta escuela, indicó que conocía muy poco a Isaacs, pero cree que el problema en esta preparatoria no es solamente el cambio de directores, sino el manejo completo del distrito.

“Mis hijos tienen un desempeño pobre aquí. Los maestros viven abrumados, recortan dinero para todo y ya no se sabe qué esperar”, señaló. “Son muchas cosas las que necesitan mejorar aquí. El mismo programa de arte no funciona como debería y la parte académica tiene mucho que mejorar”, asentó.

Romo, residente de Boyle Heights, aseguró que cuando esta escuela abrió, las expectativas eran muy grandes, pero la realidad se quedó muy por debajo de estas.

“Esta muy bonita e impresionante por fuera”, señaló el padre sobre la llamativa arquitectura metálica del plantel escolar, que se puede ver desde la autopista 110. “Se piensa que es un lugar especial, pero no lo es”.

Chang indicó que el distrito hará una revisión de cómo encontrar los fondos para operar el siguiente año escolar. En cuanto al puesto que dejo vacante Isaacs, la posición fue abierta a candidatos nivel nacional para asegurase de elegir a la persona más capacitada para su reemplazo.

Saúl Jiménez, un estudiante del grado 12, dijo ayer a la salida de sus clases de verano, que echará de menos al director. “Era muy agradable y siempre se preocupaba por nosotros”, dijo.