Tricolor con la sangre en el ojo

México quiere vencer a Trinidad y luego encontrarse con Panamá en semifinales
Tricolor con  la sangre en el ojo
Foto: Fotos: MEXSPORT

ATLANTA, Georgia.— El perder el primer lugar de grupo para el campeón defensor de la Copa de Oro sí resultó doloroso.

Rafael Márquez Lugo, delantero del Tricolor, aceptó que al interior del equipo se lamentó el quedar debajo de Panamá tras la fase de grupos.

México quedó segundo de su pelotón al sumar seis puntos, por siete de los “canaleros”. Y en semifinales podrían reencontrarse.

“A nosotros sí nos importa, a nosotros sí nos hubiera gustado ganar los tres [juegos] y pasar como primeros porque al final somos el equipo campeón y uno de los favoritos junto a Estados Unidos a llevarte este título. Sí era importante, pero ya está atrás, hay que pensar nada más en que ya se pasó [a los cuartos], en que vamos con Trinidad [y Tobago]”, manifestó el atacante.

Al perder la cima del sector A, el delantero aclaró que la desconfianza y crítica sobre el equipo por parte de la afición se despejarán sólo si llegan al duelo por el título de la justa.

“Las dudas se van a acabar ya cuando nos veamos en la final. De nada servirían estos dos triunfos que tuvimos si vamos con Trinidad y no hacemos un buen partido. Creo que la gente va a estar tranquila cuando nos vea en la final y peleando otra vez por el título”, aseguró.

“Se trabaja diferente cuando se gana. Nos hubiera encantado clasificar en primer lugar, pero no se pudo por el partido tan malo que dimos contra Panamá, sin embargo, esta selección viene en ascenso”, dijo.

En tanto, José María Cárdenas, quien fue convocado por José Manuel de la Torre en sustitución del lesionado Darvin Chávez, aseguró que ya entró en la sintonía del Tricolor, que es al menos alcanzar la final del certamen.

“El equipo está en la siguiente fase, tiene la confianza, el equipo está pensando en llegar a la final, pero primero tenemos que dar este paso [contra Trinidad y Tobago]”, sostuvo.

“Chema” aclaró que llega al equipo con gran ilusión de participar y con la consigna de que al ya no ser una etapa de grupos, son juegos donde no existe el margen de error.

“En este momento representa un encuentro donde no tenemos margen de error, donde no tenemos un mañana, nos jugamos el todo por el todo el próximo sábado, así que debemos pensar en que se puede hacer un buen partido, yo vengo a aportar lo más que se pueda”, manifestó José maría Cárdenas.

Los tricolores tuvieron la tarde libre, y en los siguientes dos días tendrán entrenamientos a puerta cerrada.

El saldo estadístico favorece a los mexicanos pues en 17 enfrentamientos han ganado 11, por sólo tres derrotas y tres empates.

En el torneo de la Concacaf, tricolores y trinitarios también se han encontrado en dos ocasiones con un resultado de dos victorias para el conjunto verde.