Bernie en problemas

Acusan al presidente de la F1 por supuesto soborno

LONDRES (AP).— El dirigente de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, fue acusado de soborno por fiscales alemanes en relación con la venta de un porcentaje de la principal serie de automovilismo.

El multimillonario está bajo investigación luego de que un banquero alemán fuera encarcelado al descubrirse que recibió 44 millones de dólares de parte del presidente de la F1.

Ecclestone, quien ha dirigido la Fórmula Uno por un largo periodo, dijo a la Corte de Munich que se sintió presionado a entregar el soborno porque temía que el banquero Gerhard Gribkowsky lo denunciara ante las autoridades fiscales de Gran Bretaña.

La Corte informó ayer que Ecclestone fue acusado de soborno e incitación al abuso de confianza en relación con la forma en que Gribkowsky manejó la participación del banco BayernLB en la F1. La acusación está fechada el 10 de mayo pero fue traducida al inglés y enviada a Ecclestone.

“Los abogados han recibido la acusación”, dijo Ecclestone. “Eso significa que deben responder a ella, lo que están haciendo enérgicamente”.

El empresario, cuya fortuna alcanza 3.800 millones de dólares de acuerdo con la revista Forbes, todavía no ha leído la acusación; la Corte indicó que tiene hasta mediados de agosto para responderla.

“Ellos sostienen que soborné a alguien”, dijo Ecclestone, quien insistió en que no hizo “nada ilegal”.

Los abogados de Ecclestone, Sven Thomas y Norbert Scharf, dijeron que enviarán una amplia respuesta a la Corte, argumentando las “inconsistentes confesiones de Gribkowsky”.