Alguaciles intercambian armas por dinero en Carson

En un año se han recogido más de 5 mil armas, dice el Sheriff Baca
Alguaciles intercambian armas por dinero en Carson
El Sheriff Lee Baca revisa algunas de las armas que han sido recibidas como parte del programa en Carson.
Foto: La Opinion Aurelia Ventura

Para Leo Arellano es importante que el departamento del Sheriff de Los Ángeles pida a las personas que poseen armas que las entreguen por la seguridad de todos.

“Me parece muy buena idea porque no se deben tener armas en las casas por los niños. Si supiéramos que las armas las vamos a usar cuando estamos en peligro, pero los niños las agarran también”, dijo Arellano,residente de Carson, refiriéndose al programa de la oficina del Sheriff, en el que los propietarios de armas las entregan y reciben a cambio un certificado de regalo.

Como parte del programa del departamento del Sheriff denominado “Tarjetas de Regalo por Armas”, los residentes de la ciudad de Carson tuvieron ayer la oportunidad de entregar sus armas y recibir un certificado por una cantidad que dependía del tipo de artículo que entregaban. Los oficiales del Sheriff recibían las armas sin preguntar su procedencia ni pedir a la persona que se identificara. Por cada arma de asalto se entregaba una tarjeta de regalo por 200 dólares, 100 dólares por una pistola, rifle o escopeta y 50 por cualquier arma que no funcionara.

“Entreguen sus armas si ya no desean usarlas y aun cuando piensen usarlas; continuaremos ofreciéndoles la oportunidad si creen que esas armas ya no son útiles para ustedes”, dijo el Sheriff Lee Baca durante el evento, que también contó con la asistencia de miembros del gobierno local y del condado.

“Tenemos que tomar el liderazgo con respecto al resto del país porque tenemos la gran obligación de la seguridad pública para los 37 millones de personas que viven aquí”, dijo Bacca.

Los certificados de regalo fueron proporcionados por las cadenas de tiendas Target y Ralph y también fueron financiadas con un presupuesto de la oficina del Supervisor del Condado, Mark Ridley-Thomas. El monto total de las mismas ascendía a $46 mil.

De acuerdo con Bacca, en el lapso de un año, desde julio de 2012 hasta ahora, se han recogido más de 5 mil armas, que serán incineradas el próximo 30 de julio en la ciudad de Ontario. “Las armas serán destruidas y convertidas en acero que construirá escuelas, autopistas y otros edificios. Es un resultado positivo”, dijo. Compton fue la ciudad donde más se recogieron armas en el año transcurrido, con un total de 389.

Información suministrada por la Estación del Departamento del Sheriff en Carson, durante el evento, que tuvo lugar desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde, se recogieron 174 armas de fuego. Muchas de las armas entregadas fueron rifles y armas de asalto pero también había pistolas, revólveres e incluso armas consideradas como antigüedades, entre las cuales se encontraba una que data de 1898.

“Cuando sacamos las armas de las calles, se preservan las vidas en la calle”, dijo el concejal de Carson, Mike A. Gipson. “Este es otro paso para decirle a nuestros residentes que no sigan el ejemplo de otros y entreguen sus armas para que no caigan en las manos de alguien como George Zimmerman o cualquier pandilla en Estados Unidos que se le parezca, ya sea afroamericano, blanco o latino”, añadió.

Pero aunque el departamento del Sheriff hace un llamado para que las personas entreguen sus armas a través de este programa, hay ciudadanos que opinan que es necesario tener un arma en casa para protección personal.

Teresa Álvarez, residente en Carson, considera una buena idea el programa del Sheriff pero también considera necesario “tener un arma, aunque no de alto calibre”.

“Pienso que todos debemos de tener un arma para defendernos a nosotros y a nuestra familia; pero no de alto calibre porque no necesitamos un arma para disparar de una milla de distancia o que mate a cien de un solo tiro”, dijo Álvarez, añadiendo que así como una persona adquiere un arma, debe también recibir entrenamiento junto con su familia sobre el manejo de la misma y para enseñar a los niños que no se debe jugar con ellas.