Breves

Una carga explosiva que estalló ayer en una mezquita suní del centro de Irak durante las plegarias mató a por lo menos 17 personas, en un nuevo episodio de violencia que tiene como blanco a los fieles durante el mes sagrado del Ramadán.

Las explosiones por ataques suicidas y coches-bomba, así como otro tipo de violencia, han causado la muerte de casi 200 personas desde que los fieles comenzaron los ayunos diurnos por el sagrado mes musulmán a principios de julio.

Una carga explosiva detonada en el este de Afganistán mató a cinco niños y una mujer cuando jugaban con ella dentro de la vivienda de un comandante del Talibán, dijo el viernes un funcionario.

El incidente ocurrió el jueves por la mañana en el remoto distrito de Mata Khan, en la casa de un líder insurgente llamado Abdulá, dijo Mokhlis Afghan, vocero del gobernador de la provincia de Paktika.

El asesinato hace dos días en el Líbano del conocido analista político sirio cercano al régimen de Damasco Mohamed Darrar Yamo se debió a razones familiares y no políticas, informaron ayer varias fuentes libanesas.

El Ejército libanés indicó que se ha detenido a los asesinos y que los motivos del crimen “no son políticos”, mientras los medios locales aseguran que fue la esposa de Yamo la instigadora del crimen.