Toluca recibe al Pachuca en un duelo entre dos equipos en busca de resurgir

Los Diablos de Toluca recibirán mañana a los Tuzos de Pachuca en un duelo entre los dos equipos más exitosos de México en los últimos 15 años, que buscan ser protagonistas en el Apertura 2013 después de fracasar en el Clausura.
Toluca recibe al Pachuca en un duelo entre dos equipos en busca de resurgir
Jugadores del Toluca de México celebran una anotación en el Estadio Nemesio Diez, Toluca. EFE/Archivo

México, 20 jul (EFE).- Los Diablos de Toluca recibirán mañana a los Tuzos de Pachuca en un duelo entre los dos equipos más exitosos de México en los últimos 15 años, que buscan ser protagonistas en el Apertura 2013 después de fracasar en el Clausura.

Toluca fue en el pasado campeonato una caricatura de lo que ha sido en la mayoría de los campeonatos desde 1998 y la directiva contrató como entrenador a José Saturnino Cardozo para tratar de recuperar la mística del grupo cuando el paraguayo era el héroe de la delantera.

Cardozo trajo de regreso a su compatriota Paulo Da Silva, líder de la defensa, y a los también paraguayos Richard Ortiz y Pablo Velázquez para que sean las piezas fundamentales del ataque, que tendrá entre sus claves al brasileño Antonio Naelson, naturalizado mexicano, genio del medio campo.

Este domingo, el equipo tratará de marcar diferencia en su estadio y para eso Cardozo diseñará una alineación con énfasis en el trabajo de media cancha hacia adelante, sin descuidar la zaga.

En el pasado Clausura, Toluca terminó décimo tercero de la tabla, dos puestos abajo del Pachuca, lo que significa que los dos fueron excluidos de la liguilla, a la cual pretenden regresar para verse envueltos en la disputa del campeonato.

Dirigido por el argentino Gabriel Caballero, a quien ratificaron a pesar de la mala actuación en la pasada temporada, el equipo se reforzó con el delantero colombiano Duvier Riascos y el centrocampista ecuatoriano Walter Ayoví, dos figuras que pasan por buenos momentos de su carrera y deben ayudar a hacer goles.

Mañana, Caballero extrañará a Paulo Da Silva, quien se fue con el enemigo de turno, pero buscará que sin él, la defensa sea solvente y pueda detener a los atacantes del Toluca. Un empate será un buen resultado para los Tuzos, que no renunciarán a buscar goles, siempre y cuando eso no signifique desordenarse atrás.

El partido es uno de los más esperados de la primera jornada del campeonato, cuya etapa regular se extenderá hasta el mes de noviembre, cuando quedarán los ocho clasificados a la liguilla.