Alcalde en problemas

Líder de San Diego enfrenta demanda por acoso sexual y piden su renuncia
Alcalde en problemas
Irene McCormack Jackson, la demandante.
Foto: AP

SAN DIEGO.—La exdirectora de comunicación del alcalde de San Diego, Bob Filner, presentó una demanda por acoso sexual en contra del funcionario, anunció ayer la abogada de derechos civiles Gloria Allred.

Irene McCormack Jackson se convierte en la primera de tres mujeres, que acusan al funcionario, en hablar públicamente desde que se desató el escándalo en San Diego.

La denuncia presentada ante la corte del condado demandará restitución de daños, aunque se desconoce la cantidad.

En conferencia de prensa, McCormack definió los seis meses que trabajó para el demócrata como “los peores en su vida laboral”, y que comentarios hechos por el alcalde la hicieron sentir avergonzada y violada.

“He tenido que trabajar y realizar mis tareas en una atmósfera donde mujeres son vistas por el alcalde Filner como objetos sexuales o como estúpidas idiotas”, declaró. “Lo he visto poner sus manos donde no debe sobre muchas mujeres”, detalló.

McCormack, quien sigue trabajando para la ciudad, pero no en la oficina del alcalde, agregó que fue víctima de un “comportamiento inadecuado” y que el alcalde “susurró comentarios sexuales a su oído”.

Inclusive, de acuerdo con los documentos presentados ante las autoridades, el alcalde habría dicho a su ex trabajadora “siempre te he amado, algún día te vas a casar conmigo, estoy enamorado de ti”, y en otras hizo otro tipo de comentarios como “deberías trabajar sin tus pantaletas puestas”.

Tanto la ex directora de comunicación como su abogada reiteraron en más de una ocasión que nunca hubo “ninguna relación fuera del área laboral” ni hubo alguna razón para que él pensara lo contrario.

La abogada Gloria Allred citó los comentarios hechos por Filner a través de un vídeo que fue difundido públicamente el pasado 11 de julio, donde este reconoció que ha cometido errores y que necesitaba ayuda para lidiar con su mal comportamiento.

“El alcalde no necesita ayuda, lo que necesita es renunciar a su puesto inmediatamente”, ya que ha “defraudado a la ciudad de San Diego”, enfatizó Allred.

Asimismo, recalcó que su clienta cree que este es el mejor momento de dar la cara, ya que el documento es una denuncia pública, además pide que el alcalde responda por sus actos.

Hace tres días, el alcalde emitió un comunicado de prensa donde aplaudía el hecho de que las denuncias en su contra iban a ser investigadas por las vías correctas y no a través de “conferencias de prensa e insinuaciones”.

“Como lo he declarado en otras ocasiones, todos merecemos un debido proceso”, dijo.

Anteriormente, Filner declaró que es inocente de las acusaciones y que una investigación lo ayudaría a comprobar su inocencia.

Miembros de organizaciones de defensa de derechos de inmigrantes como el grupo Ángeles de la Frontera rechazaron la semana pasada apoyar las solicitudes de renuncia contra el alcalde de San Diego, Bob Filner, argumentando que, durante su carrera, Filner ha demostrado apoyo a causas sociales.

Estas asociaciones, que creen que el alcalde está siendo víctima de un linchamiento en la opinión pública sin haber sido enjuiciado, convocaron a una rueda de prensa a las afueras del Ayuntamiento para exigir que víctimas dieran la cara y que el demócrata fuera investigado a través de denuncias formales presentadas ante las autoridades