Encausan a una madre

Enfrenta cargos por encadenar a su hijo

La fiscalía del condado de Orange presentó ayer dos cargos de abuso infantil en contra de Irma Jacobo Navarro, arrestada por la Policía en Santa Ana el jueves pasado.

Uno de los cargos es un delito mayor y otro menor. En el documento presentado ante la corte, la fiscalía alega que Navarro cometió abuso infantil “en circunstancias y condiciones que pudieran causar gran daño corporal y muerte, intencional e ilegalmente perjudicó, causó, y permitió que un niño sufriera, y provocó dolor físico y sufrimiento mental injustificables”.

De ser encontrada culpable, Navarro enfrenta una pena máxima de seis años y seis meses de prisión.

La mujer había encadenado a su hijo de 10 años para evitar que se escapara de su casa mientras ella trabajaba.

Navarro, de 37 años, madre de tres hijos, dejó al niño encerrado en su casa con una cadena y candado, mientras que el menor estaba al cuidado de una niñera en otro domicilio y el tercero asistía a la escuela en fin de semana.

Según la policía de Santa Ana, dos transeúntes encontraron al niño llorando recargado en un árbol en el patio trasero de su casa. Al ver que estaba encadenado, llamaron a la Policía.

Los oficiales liberaron al menor y fueron a arrestar a la madre, quien argumentó que quería impedir que su hijo se involucrara con pandillas mientras ella trabajaba.

La oficina de protección infantil del condado de Orange asumió la custodia de los tres menores.

Alrededor de la web