Cambios para Cudahy

Frank Gurule renuncia después de 15 años en el Concilio
Cambios para Cudahy
La renuncia del concejal Frank Gurule traerá más cambios a Concejo de Cudahy.
Foto: La Opinión - Archivo

Vienen más cambios para el concilio municipal de Cudahy, que que se ha visto involucrado en una serie de escándalos en los últimos años.

Frank Gurule, concejal de la ciudad por los últimos 15 años, presentó su renuncia el viernes pasado, efectiva de inmediato, alegando responsabilidades y compromisos familiares.

La renuncia de Gurule y su eventual reemplazo darían un giro más al Concejo, que ha cambiado significativamente desde hace un año.

En 2012, el concejal Osvaldo Conde, el ex alcalde David Silva y el administrador interino Ángel Perales fueron arrestados por aceptar 17 mil dólares de soborno para abrir un dispensario de marihuana medicinal en la ciudad. El supuesto dueño del dispensario era en realidad un informante del Buró Federal de Investigaciones (FBI) que grabó las conversaciones que mantuvo con los acusados. La investigación del FBI también incluyó acusaciones de corrupción, fraude electoral, uso de drogas, sobornos para permisos de construcción y negocios de servicios sexuales.

Silva y Conde fueron sentenciados a prisión por soborno y extorsión, mientras que Perales recibió cinco años de libertad condicional.

El ex administrador George Pérez también fue investigado por uso y reparto de drogas, fraude electoral y supuestos aumentos de sueldo injustificados a sí mismo.

A raíz de los escándalos, los residentes de Cudahy eligieron en marzo pasado a Jack Guerrero como nuevo alcalde, Chris García, como vicealcalde y Baru Sánchez como concejal. Frank Gurule y Juan Romo, concejales de la antigua administración, no fueron reemplazados en ese entonces. El mes pasado, Romo sufrió un ataque cardíaco y no ha podido asistir a las últimas reuniones.

Este año, el nuevo alcalde y el vicealcalde pidieron una auditoría de la Oficina del Contralor del estado, para identificar malversaciones de fondos y otras irregularidades supuestamente cometidas por la antigua administración. La auditoría, que aun no se realiza, podría arrojar nuevas acusaciones.

Ya que no hay elecciones pactadas hasta marzo de 2015, Guerrero indicó que ante la renuncia de Gurule se tendrá que discutir, junto con los residentes, la forma para reemplazarlo.

“Estamos muy entusiasmados con el nuevo gobierno, hemos presentado muchos cambios, pero aún nos queda un largo camino que recorrer y desafíos que enfrentar”, indicó el alcalde Guerrero.

Los tres nuevos miembros del Concejo son más jóvenes que sus predecesores y tienen estudios universitarios.

Transparencia, respeto y supervisión fueron las tres características con las que Guerrero describió al nuevo Concejo. Uno de los cambios establecidos es el límite en los términos de los concejales. “Si sumanos el tiempo que Conde y Silva sirvieron en el concejo, llegamos a 33 años”, indicó el alcalde. La nueva resolución sólo permite dos términos de cuatro años cada uno para cada miembro. “Este es un cambio realmente histórico”, opinó. Debido a alegatos pasados de corrupción, las elecciones para el Concejo ahora serán administradas por el condado de Los Ángeles.

“Todo ha cambiado desde que tenemos a este nuevo equipo”, aseguró Sandy Orozco, activista política del sudeste de Los Ángeles. “Antes del escándalo, nadie iba a las reuniones de Concejo, ahora sólo hay lugar de parado”.

Las reuniones también se realizan en horario más tarde, para que los residentes que trabajan puedan atender, aumentaron de una a dos veces por mes y cuentan con un traductor de español profesional. El 96% de los residentes de Cudahy son latinos.

“La verdad es que sí hubo demasiado cambio”, opinó René Ruiz, residente de Cudahy. “Hasta con la Policía, veo más vigilancia y la gente está más activa y más involucrada”.

Guerrero y García pidieron a la Oficina del Contralor del estado que realice una auditoría de las finanzas de la ciudad. “Queremos cambiar la cultura de la ciudad, pero no va a ocurrir de la noche a la mañana”, explicó Guerrero. El Concejo también está considerando reformas en los gastos que hace la ciudad. “Queremos revisar contratos y tener más control sobre lo que se gasta. Por ejemplo, en la actualidad, el administrador puede gastar 10 mil dólares sin aprobación. Queremos bajar la cantidad a 5 mil”, señaló Guerrero.

El alcalde habló de la importancia del trabajo en equipo. “Yo soy republicano y el vicealcalde es demócrata, venimos de distintos partidos, pero nos concentramos en trabajar juntos. Eso es algo difícil de ver, incluso en Washington”, agregó.