Es mamá y boxeadora

Esmeralda "La Joya" Moreno dice que su hija Valentina le trajo motivación a su carrera
Es mamá y boxeadora

summary

Sergio Abarca LevettyNotimex

CHIMALHUACÁN, México.— La parte bonita del boxeo es que nos da la oportunidad de ser mamás, no solo somos boxeadoras, también somos mujeres y el nacimiento de Valentina es una motivación más en mi carrera, consideró Esmeralda Moreno, campeona mundial minimosca en receso.

“La Joya” Moreno, como se le conoce en el ambiente boxístico, obtuvo el cinturón minimosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante Marisela Quintero y semanas después de su coronación se encontró con la novedad de que estaba embarazada, que esperaba a su primer bebé.

Esa situación obligó a la peleadora originaria de Chimalhuacán, Estado de México, a interrumpir por primera vez su meteórica y exitosa carrera sobre los cuadriláteros, en la que ya ostentaba la corona minimosca del prestigiado CMB.

“Fue una experiencia inolvidable, la parte bonita del boxeo femenil es que nos da la oportunidad de ser madres, de que también somos mujeres y que damos vida a otro ser humano”, dice emocionada acompañada de su esposo Rafael Carranza y cargando en sus brazos a Valentina, de 40 días de nacida, en el gimnasio del “Vaquero” Díaz.

Esmeralda Moreno Beiza es nativa del barrio Vidrieros del municipio de Chimalhuacán, uno de los más marginados del Estado de México, donde impera la pobreza.

Como una película recordó su primer encuentro con el deporte de los puños: “a los 13 años me inscribí en el gimnasio, quería hacer pesas o aeróbics, pero al ver a la gente que entrenaba box me llamó mucho la atención, comencé a practicar, me gustó mucho, desde entonces me cambió la vida totalmente”.

Pese a su poca experiencia profesional, a los 20 años de edad Esmeralda viajó a Alemania, donde desafortunadamente perdió tras una polémica decisión ante la local Alesia Graf.

Con fuerte carácter, la mexiquense no se rindió, al contrario, se motivó para seguir adelante con tenacidad y gran técnica, y a sus 26 años puede presumir que ha ganado los campeonatos Nacional mosca, Nacional minimosca, Mundial juvenil, el Mundial Plata y el mundial minimosca.

De repente deja de observar los costales, las cuerdas y suelta los guantes para cargar a Valentina, su pequeña heredera, su nueva motivación e inspiración para seguir destacando en el llamado “boxeo rosa”.

“Me estrené como mamá, con experiencias nuevas, ahora dedicada a mi bebé y también ansiosa de regresar al box”, comentó mientras cubría a su bebita con un cobertor y bajo la atenta mirada de su esposo.

“Mi percepción cambió con el nacimiento de Valentina, antes solo peleaba sin ninguna preocupación, ahora seguiré con el ánimo de asegurar una buena paga para asegurar el porvenir de mi hijita”, dice con ambición mientras se coloca otra vez los guantes.

Su esposo Rafael Carranza, quien es promotor artístico, mencionó que están conscientes desde que eran novios de sus diferentes actividades, “ahora con familia los dos nos apoyamos, a mí cuando me toca trabajar y a ella cuidar a la niña. La estamos acostumbrando a los brazos de los dos?, dijo.

Rafael conoció a Esmeralda en el boxeo, “yo organicé la función en Puebla cuando se coronó, así nos conocimos. Tenemos un acuerdo, un pacto que nadie podía cortar las aspiraciones profesionales de cada uno”, destacó.

Esmeralda lo interrumpe con una sonrisa y dice, “somos una familia como las demás y el cuidado de la bebita se divide en los dos. Ahora me cuidaré más como boxeadora, mi bebita está abajo y tengo que subir con más inteligencia para no recibir castigo”.

La semana pasada, Esmeralda regresó al gimnasio después de casi un año y espera subir de nueva cuenta a un ring en tres meses, con una pelea de preparación para después enfrentar a Ibeth “La Roca” Zamora, “tiene mi interinato y será la tercera vez que vamos a pelear, me coroné contra ella por el título nacional y también me ganó una vez, vamos por el desempate”.

La campeona mundial en receso ve un porvenir promisorio en el boxeo femenil, pues “estelarizamos funciones y el boxeo de damas creció mucho en México a raíz de la televisión, se abrió incluyendo a mujeres en estelares, le dio auge y empuje al boxeo y aquí al gimnasio llegan más mujeres que hombres y ya puedo hacer sparrings con damas”.

Y Esmeralda profetiza: “el box femenil en México crecerá más, pese a los tabúes, que sin son marimachas, que si nos vamos a lastimar, etcétera, quiero que vean al box femenil sin morbo, si usamos mucha o poca ropa, que la gente acuda a la arena a vernos pelear”.

“La Joya”, consciente que ahora su principal preocupación y razón de vivir es su hija, aseguró que “si antes me pagaban cinco pesos, me subía a pelear, ahora buscaré mejores bolsas y mi Valentina será mi fan número uno y por ella seré la mejor de México”.

<img src="/wp-content/uploads/2013/07/IMPORT01_307299999_EP_-1_2.jpg" caption="

summary

“/>

<img src="/wp-content/uploads/2013/07/IMPORT01_307299999_EP_-1_3.jpg" caption="

30722020. Chimalhuacán, Méx.- La boxeadora mexicana y campeona mundial minimosca del CMB, Esmeralda “La Joya” Moreno, dijo en entrevista a Notimex, que la parte bonita del boxeo es que nos da la oportunidad de ser mamás, no sólo somos boxeadoras, también somos mujeres y el nacimiento de Valentina es una motivación más en mi carrera.

“/>

<img src="/wp-content/uploads/2013/07/IMPORT01_307299999_EP_-1_4.jpg" caption="

summary

“/>