Obama: Washington ignoró la economía

Presidente promete dedicarse en lleno a este tema en su segundo mandato
Obama: Washington ignoró la economía
El presidente estadounidense, Barack Obama, habló ayer en el Knox College, la primera de las tres paradas que efectuará en dos días para ofrecer su visión sobre la reconstrucción de la economía.
Foto: EFE

EDITORES: Con AP Fotos.

GALESBURG, Illinois.— El presidente Barack Obama dijo el miércoles que Washington ha “ignorado” la economía y prometió dedicarse de lleno en su segundo mandato a sanar las penurias económicas que afligen a buena parte de la clase media casi cinco años después de caer el país en una recesión.

Obama regresó al predio universitario donde pronunció su primer discurso importante sobre la situación económica de Estados Unidos cuando era senador, y criticó al Congreso por ocuparse menos de la economía que por un “interminable desfile de distracciones, gestos políticos y falsos escándalos.”

“Estoy aquí para afirmar que esto debe cesar”, dijo Obama en un discurso en la universidad Knox College. “Estrechez de miras y debates trasnochados no son lo que requiere el momento”.

El intento del presidente de centrar nuevamente su atención en la economía tiene lugar entre algunos indicios de mejoría, con el descenso del desempleo y el aumento de la confianza consumidora. Empero, plazos de gastos y el presupuesto en el cuarto trimestre podrían frenar ese avance si Washington se enzarza en peleas fiscales como las ocurridas en el primer mandato de Obama.

“Creo que hay miembros de ambos partidos que comprenden lo que está en juego”, dijo Obama. “Pero no toleraré que el estancamiento, la inactividad o la indiferencia nos corten el paso”.

El presidente no anunció propuesta nueva alguna, aunque prometió nuevas ideas en una serie de discursos que pronunciará las próximas semanas. Estarán centrados en el sector fabril, la enseñanza, la vivienda, la seguridad de las jubilaciones y los cuidados médicos.

En la enseñanza, el presidente prometió “una estrategia audaz para sacudir el sistema, frenar el alza de los costos y mejorar su valor para los estudiantes de clase media y sus familias.” Volvió a pedir además el aumento del salario mínimo.

Incluso antes de que hablara el presidente, los republicanos restaron importancia a su nuevo enfoque sobre la economía por considerarlo poco más que una postura llena de promesas vacías.

“Es una concha hueca, es un huevo de Pascua sin golosina dentro”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

Pese a los insistentes temores públicos sobre el empleo y la seguridad económica, la economía ha pasado a un segundo plano en Washington ante otros temas en los primeros seis meses del segundo mandato de Obama. Ello se debe en parte a la decisión de la Casa Blanca de centrarse en otros temas de su agenda tras la reelección del mandatario, especialmente un control de armas de fuego más rígido y la inmigración.