Cibercazadores

Grupo policial conjunto detecta pedófilos en la red
Cibercazadores
Acción de la Policía y el Departamento del Sheriff que resultó en el arresto de un presunto ofensor sexual.

Las fotografías que Nathan Morales Ramírez guardaba en el servicio de nube informática SkyDrive encendieron los focos rojos del Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados (NCMEC).

Eran imágenes sexuales explícitas de niñas de entre 3 y 15 años de edad.

Nathan Morales es un joven de 19 años de edad residente del Este de Los Ángeles que fue arrestado en el amanecer de ayer miércoles, durante un operativo realizado por la unidad especial del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) que investiga delitos contra niños a través de Internet.

La Opinión acompañó durante el operativo a esa unidad denominada Los Ángeles Regional ICAC, —contra los crímenes en Internet— comandada por la teniente Andrea Grossman y que el año pasado realizó alrededor de cuatro mil investigaciones para arrestar a 294 personas por posesión de pornografía infantil.

En la estación del Sheriff del Este de Los Ángeles a las 6:30 de la mañana, el detective Carlos Monterroso instruyó a su equipo de 11 agentes sobre el operativo a realizar en la casa de Nathan Morales, localizada en el 959 de la avenida Vancouver Sur.

Durante dos meses habían venido trabajando en la información que les proporcionó el NCMEC luego de que la empresa Microsoft reportara que en la nube de SkyDrive estuvieron guardando fotografías que sugerían pornografía infantil.

El detective Monterroso logró obtener la orden de cateo en base a la dirección de protocolo de internet (IP address), que es el número de identificación que se le asigna a cada aparato que participa en la red.

Nathan no tenía idea que policías expertos en informática le estaban siguiendo la pista a su trastocado apetito sexual.

Compañías informáticas como Microsoft, Google, Yahoo, entre otras, son obligadas por mandato del Congreso de los Estados Unidos, a reportar al NCMEC la información de los ISP (provedores de servicio de Internet) cuando detecten pornografía infantil en los datos que se comparten o almacenan.

“Nuestra misión es localizar depredadores infantiles por Internet”, mencionó la teniente Grossman.

Existen grandes probabilidades, señaló, que las personas que posean pornografía infantil, a la postre abusen sexualmente de menores.

Grossman indicó que una encuesta nacional reveló que el 83% de quienes tenían fotografías sexuales de niños, también cometieron abuso infantil.

“De 155 personas entrevistadas, 132 admitieron eso, y abusaron sexualmente a 712 niños”, recalcó.

Los agentes decomisaron el CPU de una computadora personal, otra computadora portatil (lap top) y el teléfono celular de Nathan, aparatos que fueron analizados por expertos forenses en recuperación de información para determinar el grado de delito que se habría cometido en caso de que haya tenido charlas cibernéticas con menores o compartido las imágenes.

La posesión de pornografía infantil, mencionó Grossman, conlleva de 5 a 15 años de cárcel dependiendo de las 39 diferentes agravantes que se hayan cometido.

En todo el país, operan 61 equipos especiales de ICAC para combatir delitos contra menores a través de Internet.

La unidad regional de Los Ángeles cubre también los condados de Ventura, San Bernardino, Santa Bárbara y Orange, donde se estima vive una población de 16 millones.

La conforman 17 elementos del LAPD y 10 agentes federales del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), junto con 55 agencias estatales, como los departamentos de Probation, Sheriff, Servicios Infantiles y las policías locales.