Fiscalía dice que Manning es un traidor

Sigue a La Opinión en Facebook

FORT MEADE, Maryland — El soldado del ejército estadounidense Bradley Manning traicionó la confianza de su país y entregó secretos militares a WikiLeaks sólo para obtener fama, a sabiendas de que el material sería visto por Al Qaeda, incluso por su ex líder Osama bin Laden, dijeron ayer los fiscales.

El comandante Ashden Fein dijo que el ex analista de inteligencia en Irak no era un soldado con problemas e inocente, como los abogados de la defensa han intentado retratarlo.

Fein mostró una fotografía de 2010 de Manning sonriente, año en el que entregó material confidencial a WikiLeaks. “Este es un sonriente y alegre Manning” que envió reportes del campo de batalla a WikiLeaks acompañados del mensaje “ten un buen día”, dijo.

Manning está acusado de 21 cargos, y el más serio es ayudar al enemigo, que conlleva una posible sentencia de cadena perpetua. Sus abogados defensores han argumentado que no hay pruebas de que sabía que Al Qaeda consultaba específicamente WikiLeaks.

El oriundo de Crescente, Oklahoma, de 25 años de edad, ha admitido que dio a la página de internet anti secretos WikiLeaks cientos de miles de informes del campo de batalla, cables diplomáticos y videos a finales de 2009 y principios de 2010. Sin embargo, ha dicho que no creyó que la información dañaría a las tropas estadounidenses en Afganistán e Irak, ni que amenazaría la seguridad nacional.

El material incluyó el vídeo de un helicóptero estadounidense Apache en Bagdad que en 2007 mató a 11 hombres, entre ellos un fotógrafo de la agencia de noticias Reuters y su chofer. Una investigación militar concluyó que las tropas razonablemente confundieron el equipo de fotografía con armas.

Los abogados defensores tenían que sus argumentos de cierre posteriormente. Los fiscales han presentado pruebas de que copias digitales de algunos de los documentos que Manning filtró fueron encontrados en el complejo en donde bin Laden fue capturado.

Fein también citó los registros de chat entre Manning y el ciberpirata convicto Adrian Lamo para tratar de demostrar que el soldado sabía que dañaría a diplomáticos al filtrar el material.