Iberoamérica busca cerrar la brecha digital para el 2020

El documento firmado por el primer congreso de Telecomunicaciones busca estandarizar y promover el uso de las tecnologías de la información a nivel regional.
Iberoamérica busca cerrar la brecha digital para el 2020
Foto: AP

Gobiernos, asociaciones y empresas de telecomunicaciones de Iberoamérica se comprometieron hoy en Panamá a hacer esfuerzos para “coordinar las distintas iniciativas que se desarrollan en la región” a fin de lograr el cierre o al menos la reducción de la brecha digital para el año 2020.

Así lo expresa la “Declaración de Panamá”, emanada del Primer Congreso Iberoamericano de Telecomunicaciones que concluyó este jueves tras dos días de debates en los que participaron representantes gubernamentales, de organismos y asociaciones regionales, ejecutivos y académicos.

También muestra la disposición de “reafirmar la importancia de la banda ancha móvil para el cierre de la brecha digital, y la necesidad de articular políticas adecuadas de gestión, disponibilidad y uso eficiente del espectro, consecuentes con las demandas de tráfico previstas para los próximos años”.

La brecha digital con el mundo desarrollado se traduce en que, por ejemplo, mientras en América Latina la penetración de la banda ancha fija es del 34% y de la banda ancha móvil del 18%, en el grupo de países más industrializados se ubica en al menos el 65% y el 45%, respectivamente, según datos revelados durante el Congreso.

La meta ideal de cara al 2020 es elevar la penetración de la banda ancha fija al 75% y la móvil al 96%, los parámetros que se calcula habrá para esa misma fecha en el mundo desarrollado, indicó un estudio de la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones (AHCIET) presentado en el marco de la reunión.

Según los resultados preliminares de ese estudio, alcanzar esa meta en el 2020 requiere inversiones de entre 345 mil y 370 mil millones de dólares.

En la Declaración de Panamá se insta a “proponer iniciativas para promover la reducción de costos de la inversión en infraestructuras para la banda ancha de alta velocidad, en el entendido que éste constituye un camino ineludible para lograr la reducción de los precios de los servicios, favoreciendo el acceso a los mismos y facilitando la reducción de la brecha digital”.

Además se pide “promover un debate en torno a la necesaria modernización en el ámbito de la regulación”, y “fomentar un clima de confianza entre los usuarios de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en relación con la seguridad de la información y de las redes, la autenticación, la privacidad y la protección de los consumidores”.

La Declaración de Panamá plantea “evaluar y seguir activamente los progresos hacia la reducción de la brecha digital”, y también pide “apoyar la celebración de la próxima edición del Congreso Regional de Telecomunicaciones, prevista para el año 2014”, en una fecha y lugar aún por definir.