Impulsa a nuevos artistas

Ramón Ayala apoya carrera de sobrino de Vicente Fernández
Sigue a La Opinión en Facebook
Impulsa a nuevos artistas
Ramón Ayala es uno de los artistas que despidirán con su música al Gibson Amphitheatre, que pronto será demolido.
Foto: Especial para La Opinión - Virginia Bulacio

Con casi medio siglo de carrera Ramón Ayala conoce de antemano lo difícil que es sobresalir en la música regional mexicana y por eso pone su granito de arena para impulsar a otros que inician este recorrido.

Entre risas, recordó como Vicente Fernández fue uno de esos “teloneros”.

“En 1965… 1966, por ahí así, nosotros ya éramos Los Relámpagos del Norte con Cornelio Reyna, que en paz descanse, y en un show grande que teníamos en Phoenix, Arizona, era una caravana grande en la que venía José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán, muchos artistas grandes y Vicente [Fernández] apenas empezaba su carrera y él abría los shows en ese entonces”, dijo en una reciente conferencia de prensa afuera del Gibson Amphitheatre.

“Y luego nos venimos a California, a Santa María, en los terrenos de la feria y seguía, él abría los shows. Nos tocó estar con él cuando apenas empezaba su carrera y hace poco estuvimos en Houston, en Dallas, compartiendo escenarios con Vicente [Fernández] y es un gran amigo y una gran personas y un cantante famosísimo de México y de la música regional mexicana”, agregó de su colega que se retiró de los escenarios hace unos meses.

Ese hábito lo retoma “El Rey del Acordeón” nuevamente hoy y mañana en sus conciertos locales y justamente con Héctor Domínguez, sobrino de Fernández.

“No hay palabras que yo les pueda platicar y decir lo que siento, al compartir el escenario con una leyenda como es el señor Don Ramón Ayala, que es mi padrino. Y le digo padrino por el cariño que le tengo por darme la primera oportunidad de estar en un escenario así y especialmente celebrando sus 50 años de aniversario, de trayectoria… Es un sueño hecho realidad”, dijo Domínguez tras ser invitado a acompañar al músico en el encuentro con la prensa angelina.

Contrario a otros cantantes como El Dasa y Shaila Dúrcal, por nombrar algunos, Domínguez no ha trabajado al lado de su tío.

“No, no, nunca. Pues tiene a su hijo Alejandro y yo respeto esa parte del negocio pues Alejandro quería su lugar con su papá y su papá con él y pues me ha ayudado, me ha echado la mano, me regaló unos trajes, unos sombreros y muchas cosas aprendí de ellos”, dijo el angelino asegurando que esto no le afecta y que está satisfecho con lo que ha logrado con su profesión.

Aunque sabe que las comparaciones se darán por ser familiar de “El Charro de Huentitán”, no se inmutó por esto asegurando que ni Fernández ni Ayala son cantantes reemplazables.

“Ellos son únicos en este negocio y nunca en mi hablar he dicho que quiero reemplazar a Vicente Fernández. Yo estoy aquí para representar a la música mexicana, a la música del mariachi que todavía vive y está fuerte en los corazones de los mexicanos y el mundo”, añadió.

Ayala, por su parte, aseguró estar contento de despedirse del teatro, que será demolido en unas semanas más para expander el parque temático Universal Studios Hollywood, con dos presentaciones consecutivas con sus Bravos del Norte.

Y aunque también cantará acompañado de un mariachi para rendirle un tributo a Reyna, por primera vez en este recinto, no le interesa adentrarse en este ritmo mexicano. “Podríamos hacer todo un disco de mariachi completo pero hay cantantes que se dedican exclusivamente al mariachi y nosotros somos norteños completamente, y eso es lo fuerte de nosotros: la interpretación norteña”, enfatizó el cantante regiomontano.

Asimismo, con su disquera Accordion King Records impulsará nuevos talentos y también planea grabar un disco de duetos con 20 colegas, incluyendo al reggaetonero Daddy Yankee con quien comparte el mismo nombre de pila.

Lo que no está entre los planes inmediatos del intérprete de Tragos amargos y Para poder llegar a tí es dar conciertos en México, y mucho menos en lugares pequeños después de haber sido arrestado por varíos días mientras cantaba en una fiesta privada de supuestos narcotraficantes en 2009.

<img src="/wp-content/uploads/2013/07/IMPORT01_307269920_EP_-1_1.jpg" caption="

summary

“/>