Refuerzan seguridad en Michoacán

Fuertes ataques han dejado varios muertos en estado mexicano
Refuerzan seguridad en Michoacán
Un miembro de las autodefensas vigila la entrada al pueblo de Aguililla en Michoacán.
Foto: AP

MÉXICO.— El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció ayer que ha dado “instrucciones precisas” para reforzar el apoyo que las fuerzas federales prestan a las autoridades del estado de Michoacán, foco de una ola de violencia.

En esa región, se han registrado distintos hechos violentos en los últimos días, que sólo el martes le causaron la muerte a cuatro efectivos de la Policía Federal por ataques lanzados por presuntos miembros del crimen organizado.

“Michoacán tiene y tendrá todo el respaldo del Gobierno de la República para asegurar el estado de derecho en cada una de las regiones” de ese estado, afirmó Peña Nieto.

“He dado instrucciones precisas a las diferentes instancias de la seguridad, de la Policía Federal, de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) y de las Fuerzas Armadas para reforzar nuestro apoyo a las autoridades locales”, agregó el gobernante.

Peña Nieto indicó, además, que el Gobierno federal “está trabajando para regresar la paz y la tranquilidad” a todos los habitantes de Michoacán, uno de los estados más castigados en México por las acciones del narcotráfico.

Michoacán ha sido escenario de una serie de ataques de “inusitada violencia” dirigidos contra efectivos federales destacados allí para apoyar a los cuerpos de seguridad del estado, que están respaldados por la Policía Federal y el Ejército.

Las autoridades aseguran que detrás de estos ataques está el cártel de Los Caballeros Templarios, que está acusado de controlar el tráfico de drogas y de realizar numerosos secuestros y extorsiones en ese estado.

Entre las recientes acciones armadas en ese estado figuran seis ataques, planeados con anticipación, que fueron lanzados el martes pasado en distintos puntos de Michoacán por grupos de desconocidos ocultos desde cerros cercanos.

Esas tácticas no suelen usarlas los grupos del crimen organizado del país, aseguraron las autoridades. El Gobierno cree que se trata de una reacción por los golpes asestados por las fuerzas federales a las agrupaciones criminales que controlaban distintas regiones del estado.

En el acto, que se desarrolló en el puerto de Antón Lizardo, en el estado suroriental de Veracruz, Peña Nieto también elogió a la Marina por la reciente detención de Miguel Ángel Treviño Morales, líder del cártel de Los Zetas.

Treviño, alias Z40, fue arrestado por efectivos de la Marina el pasado 15 de julio cerca de la ciudad de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos, lo que representó un duro golpe a un cártel que ha destacado por la crueldad de sus métodos.

Al mencionar esa detención, aunque sin citar el nombre del capo del narcotráfico, Peña Nieto expresó su reconocimiento a la Marina “por su acción decidida” al capturar a uno de los líderes de la delincuencia “más peligrosos y buscados en el país”.

“Los marinos lograron su aprehensión sin disparar un solo tiro”, recordó el mandatario mexicano durante el acto de graduación militar.

“Hoy -agregó-, distintas regiones del país son más seguras precisamente porque cuentan con la presencia y respaldo de la Armada de México”.