Garcetti busca acabar con excesos

Reducirá las compensaciones millonarias a los del LADWP
Garcetti  busca acabar con excesos
Según el reporte, desde el 2010 el abuso del LADWP le ha costado a la ciudad más de 35 millones de dólares.
Foto: La Opinion Aurelia Ventura

El alcalde Eric Garcetti ha comenzado ya a dar los primeros pasos para cumplir la promesa hecha a los constituyentes angelinos durante su campaña a la alcaldía, de acabar con los beneficios excesivos de los empleados del Departamento de Agua y Luz de Los Ángeles (LADWP), al hacer cambios drásticos su contrato.

Ayer Garcetti sostuvo una reunión con el Comité Ejecutivo de Relaciones de Personal, y líderes del DWP, para ese nuevo contrato, que entraría en vigor cuando expire el actual en el otoño del 2014.

“Esta es una política pública sumamente seria. Quiero asegurarme de hacer lo mejor por la gente de Los Ángeles”, dijo el alcalde, minutos antes de comenzar la discusión del contrato a puerta cerrada.

Su objetivo principal será reducir el costo millonario que paga la ciudad por la alta compensación de los 10,000 empleados del servicio de luz y agua. Los empleados del DWP reciben un salario casi 50% más alto que el de otros empleados de la ciudad, y un salario superior (en un 25% ) al de otros empleados públicos en otras ciudades.

Pero además ayer, el diario Los Ángeles Times reportó haber obtenido un reporte en el que se reveló que algunos empleados del DWP han venido abusando de una política permite que estos se tomen días libres por enfermedad adicionales a los 10 permitidos.

Según el reporte, desde el 2010 este abuso le ha costado a la ciudad más de 35 millones de dólares. Más de 220 trabajadores tomaron por lo menos 20 días extra de enfermedad

Por ello, ayer mismo, Garcetti y algunos miembros del Concilio expresaron, durante una reunión pública, su intención de solicitar una investigación “inmediata” a dicha política.

“Creo que ha habido una confusión con los números que se reportan. En promedio nuestros empleados toman 4.5 días de enfermedad al año, menos del promedio a nivel nacional en el sector privado”, explicó Joseph Ramallo, vocero del DWP.

Cuando se le cuestionó al líder del DWP Nichols, si dicho argumento en contra de los empleados públicos podría afectar las negociaciones del contrato, este sostuvo que ese aspecto no es relevante.

“Hay gente que abusa el sistema, pero no es ni un 2% de nuestros empleados los que lo hacen. Tenemos que revisar la política, pero no es un problema tan relevante”, aseveró Ron Nichols.

El ejecutivo del DWP no quiso entrar en detalle sobre el contrato, ya que la demanda interpuesta por el departamento en 2010 en contra de la ciudad, que es parte de la negociación, está en proceso de llegar a un acuerdo.

Los términos del contrato no solo afectarán los salarios y beneficios, incluyendo los de retiro de los empleados del DWP, sino también las cuotas por el servicio de electricidad y agua que utilizan casi 4 millones de residentes en Los Ángeles.

“Necesitamos una negociación transparente, que incluya un análisis detallado de sus salarios, beneficios y pago por días de enfermedad , sobre todo ahora. Los contribuyentes eligieron a Eric -Garcetti- y ahora tenemos que darle nuestro apoyo”, expresó Jack Humphreville. residente angelino y miembro del concejo de vecinos de Wilshire.

Durante la contienda electoral a la alcaldía entre Garcetti y Wendy Gruel, el DWP gastó tres millones de dólares en la campaña de Greuel para evitar que Garcetti se convirtiera en alcalde.