Matan a un vicealmirante

Comandante naval mexicano sufrió una emboscada por desconocidos

MORELIA, México (EFE).— Un grupo de desconocidos mató ayer en una emboscada al vicealmirante mexicano Carlos Miguel Salazar, comandante de la VIII Zona Naval, en un ataque perpetrado en el estado occidental de Michoacán, informaron fuentes oficiales.

Una fuente de la fiscalía de Michoacán informó a Efe de que el jefe militar pereció por los disparos recibidos en una carretera rural que comunica las comunidades de Las Cruces y La Noria, en el municipio de Churintzio.

Salazar Ramonet, que comandaba la zona naval con sede en Puerto Vallarta, viajaba en un vehículo oficial acompañado de su esposa, de un escolta y del chófer. Se estaba desplazando desde la capital mexicana hasta el estado de Jalisco, vecino a Michoacán.

La misma fuente señaló que además del vicealmirante pereció el segundo maestre Ricardo Hernández, mientras que la esposa del mando naval, Rosa María Rodríguez, y otro marino, el tercer maestre Ernulfo Marcial Colón, resultaron gravemente heridos.

Según las primeras investigaciones, el vehículo en el que viajaban todos abandonó la autopista a la altura de la caseta de peaje del municipio de Ecuandureo, donde un grupo de transportistas, presuntamente obligados por narcotraficantes, realizaba un bloqueo.

El automóvil oficial tomó una carretera sin pavimentar paralela a la autopista y, tras ingresar al municipio de Churintzio, fue atacado por sujetos que viajaban en camionetas tipo suburban.

La muerte del vicealmirante se registra en una semana especialmente violenta en Michoacán, por una serie de ataques que se cree fueron lanzados por el cártel de “Los Caballeros Templarios” y que causaron cuatro policías federales muertos y varios heridos.

Estos ataques obligaron al Gobierno a reforzar las posiciones en ese estado, donde miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Federal prestan apoyo a los cuerpos de seguridad de Michoacán.

“Los Caballeros Templarios” es una banda surgida hace tres años y acusada por las autoridades de ser responsable de la producción y tráfico de drogas sintéticas y naturales a Estados Unidos.

También se la acusa de cientos de asesinatos, secuestros, extorsiones a comerciantes y transportistas.