Choque de ‘barras bravas’ deja heridos en Argentina

Dos bandos rivales de la misma afición sostienen tiroteo
Choque de ‘barras bravas’ deja heridos en Argentina
No es la primera vez que las barras bravas causan desmanes.
Foto: Archivo

BUENOS AIRES- Tres hinchas del Club Atlético Almagro resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, tras un tiroteo entre dos facciones de la barra brava, confirmaron hoy fuentes judiciales a Efe.

“Hay tres heridos, uno de los cuales sería el jefe de la barra brava de Almagro. Se habría producido un enfrentamiento verbal que derivó en un tiroteo”, dijeron fuentes de la fiscalía a cargo de la investigación.

Además, desde la Fiscalía General de San Martín detallaron que todavía no hay detenidos porque “es difícil conseguir testigos que quieran declarar en este tipo de hechos”.

El enfrentamiento ocurrió el domingo, en las proximidades de la cancha de Almagro, en la provincia de Buenos Aires, cuando un grupo de barra bravas atacó a tiros a miembros de otra facción de la barra que se encontraban dentro de una camioneta.

Juan Carlos Carinelli, presidente de Almagro, club que está en la tercera división del fútbol argentino, negó que el enfrentamiento se haya producido por un pelea por el control de la barra.

“Sabemos que uno de los protagonistas de los incidentes es hincha de Almagro, pero descarto que haya sido una pelea por el poder de la barra, porque Almagro no tiene barra. Somos uno de los pocos clubes donde ha vuelto la familia”, sostuvo Carinelli en diálogo con un canal local.

“Debido a lo acontecido recientemente nos vemos en el deber de recordar que en el Club Almagro hace casi un año rige el derecho de admisión, motivo por el cual los involucrados en estos hechos de violencia no pueden ingresar al estadio”, detalló la dirigencia del club en un comunicado.

El incidente ocurrió una semana después del feroz enfrentamiento entre dos facciones de la hinchada de Boca Junios que terminó con dos muertos y mientras que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) analiza la posibilidad de jugar sin público visitante en todas las categorías debido a los reiterados hechos de violencia.