Muere al chocar con una patrulla

Tres menores quedan huérfanos; investigan causas del accidente
Muere al chocar con una patrulla
Carlos Cerna (Izq.) con su hijo, Carlos Jr., de 14 años. junto al altar donde murió su esposa, Karina Preza.
Foto: La Opinión - Virginia Gaglianone

Una vez más el Departamento de Policía de Hawthorne está en las noticias. Esta vez por la muerte de una mujer que perdió la vida luego de que su auto fuera impactado por una de sus patrullas la madrugada del miércoles pasado.

La Patrulla de Caminos de California (CHP) está aún investigando las causas del accidente y tratando de determinar si la patrulla llevaba o no las luces y la sirena prendidas; pero mientras tanto, una familia llora la muerte de Karina Preza, madre de tres hijos, de origen salvadoreño.

Preza murió en el Hospital Harbor dos días después del accidente ocurrido sobre el bulevar El Segundo.

La mujer, que fue arrojada fuera del vehículo — un Honda Accord— por el impacto, salía del estacionamiento del edificio de apartamentos donde vivía para ir a recojer a su esposo del trabajo.

Las autoridades también están analizando dos cámaras de vigilancia, una en el edificio de apartamentos y otra en la vereda de enfrente que pudieron haber captado el accidente, indicó Carlos Preza, tío de la víctima.

El sargento que conducía la patrulla, cuyo nombre no ha sido revelado por las autoridades, sufrió heridas leves y ya salió del hospital.

En el último mes, el Departamento de policía de Hawthorne ha protagonizado las noticias. A principios de este mes, el Sargento Leonard Luna murió en un accidente vial cuando manejaba su motocicleta en la autopista 105.

El mes pasado, el departamento también protagonizó las noticias, cuando un oficial disparó a un perro Rottweiler y fue grabado en video.

Ayer, Carlos Cerna y sus hijos no podían ocultar el dolor que sentían por la muerte de su madre y esposa.

“Los dos más pequeños no pueden comprender lo que ocurrió. El niño de 5 es autista y el otro es apenas un bebé. A cada rato la están buscando y llamándola: ‘Mom, mom’, no entienden lo que ocurrió”, contó Carla Preza, prima de la víctima que llegó para acompañar y ayudar a la familia. La víctima también tenía un hijo de 14 años, Carlos Jr. “No tengo palabras”, confesó entre lágrimas el esposo de 15 años.

En un principio, la familia pensó en llevar el cuerpo a El Salvador, donde viven los padres de Karina, pero luego decidieron que descanse en Los Ángeles para que sus hijos puedan estar cerca. Los padres de la víctima quieren venir al entierro de su hija y están tratando de hacer los trámites legales para que les permitan entrar al país.

En el frente del edificio, la familia armó un pequeño altar con fotos de Karina y sus niños, flores y globos de colores. “Estamos muy agradecidos con los vecinos, porque nos han apoyado y ayudado mucho”, agregó Carla Preza.

La familia abrió una cuenta en Wells Fargo, a nombre de Karina Preza para aquellos que quieran colaborar. El número de la cuenta es: 6917090927.