Benítez, sonrisa del gol

La súbita partida del delantero ecuatoriano causa una gran tristeza en el balompié mundial
Benítez, sonrisa del gol
Christian Benítez hizo un triunfador de Miguel Herrera al ser parte vital del título conquistado por el América apenas en mayo pasado.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.— La noticia del repentino fallecimiento de Christian Benítez en Qatar dejó ayer consternado y triste al técnico del América, Miguel Herrera, quien aún se resiste a creerlo.

El “Piojo” y Benítez vivieron una gran relación, y triunfadora, con la coronación de las Águilas del América en el Torneo Clausura 2013, después del cual el sudamericano decidió emigrar.

Herrera dijo estar consternado porque Christian siempre exhibió un extraordinario estado de salud. “Los exámenes médicos siempre fueron extraordinarios”.

A cada inicio de pretemporada, el departamento médico de América manda a los jugadores a revisiones médicas y físicas para conocer el estado de los futbolistas.

“Siempre salió muy bien en los exámenes médicos, muy sano, y siempre nos impresionaba cuando volvía a los trabajos de pretemporada”, declaró el entrenador.

Miguel Herrera, quien siempre pidió al “Chucho” continuar con el uniforme del América, describió al goleador como “un ganador, triunfador. Con mucho carácter, con un físico muy impresionante”.

Daniel Guzmán Castañeda, técnico que por ahora no dirige en el máximo circuito, fue quien decidió llevar al futbol mexicano a Christian Benítez.

En 2007, el atacante le llenó el ojo al verlo jugar con la selección de Ecuador en la Copa América de Venezuela.

El “Travieso” Guzmán, muy consternado por la noticia del fallecimiento de “Chucho”, expresó su sentir por el lamentable hecho que conmocionó al futbol mundial.

“Hablar de él [de ‘Chucho’] debe ser motivo de alegría para toda la gente del futbol, pero además, obviamente, es una gran tristeza para mí en lo personal. Siento que fue para mí un honor haber sido parte de su entorno profesional y familiar porque en el momento que lo trajimos de Ecuador, después de verlo en una Copa América en Venezuela [2007], llegó a México y se convirtió en un jugadorazo. La verdad, es una pérdida irreparable que vamos a lamentar toda la familia del futbol”, dijo.

El técnico relató la anécdota de cómo se dio el fichaje de Benítez para que llegara a Santos Laguna, en el que fue hasta criticado por contratar el ecuatoriano, aunque poco tiempo después se convirtió en una figura del futbol mexicano; incluso fue parte fundamental del campeonato de los laguneros en 2008.

“Recuerdo bien cuando llegó a Santos [en 2007], muchos pensaban que no iba a funcionar y, mira, terminó siendo una gran figura del futbol mexicano: metió más de 100 goles, los que no cualquiera logra”.

“Conmigo consiguió su primer campeonato en México [Clausura 2008], comenzó a ser un delantero de miedo y después se fue a Europa a cumplir un sueño”, recordó el “Travieso” vía telefónica.

Bajo la dirección técnica de Daniel Guzmán en Santos Laguna, Benítez logró anotar 31 goles en cuatro torneos, después partió a Europa para jugar con el Birminham City.

El técnico de la selección de Ecuador, Reinaldo Rueda, no pudo contener el llanto por el fallecimiento de su dirigido Christian Benítez.

Es la segunda pérdida para el timonel en los últimos días, ya que el jueves pasado falleció su padre.

“Es una pérdida irreparable por la calidad de gente que tenía Christian, siempre con su don de mediador, de gran persona y de motivador, en el grupo es una baja sensible”, mencionó el técnico.

Mientras que en Bogotá, la Federación Colombiana de Futbol (FCF) expresó “condolencias y aliento” a familiares y amigos del futbol ecuatoriano por el fallecimiento de Christian Benítez, de 27 años, en Qatar.

“Este gran delantero siempre será recordado por su gran calidad humana y futbolística, su inmenso profesionalismo, y por haber representado con altura al futbol del Ecuador, en su selección y en importantes Ligas del mundo como México e Inglaterra”, indicó el comunicado.

Agregó que la noticia tomó por sorpresa “al mundo del futbol, y ha causado inmenso dolor por la ausencia de uno de los jugadores más emblemáticos del Ecuador en los últimos años”.