Opaco debut de Neymar

El astro no juega con Messi en su primer encuentro con el Barcelona
Opaco debut de Neymar
Neymar se sacude la marca de Maciej Kostrzewa en un pasaje del par- tido de ayer, en el que por primera vez jugó con la camiseta culé.
Foto: AP

VARSOVIA, Polonia (EFE).— Ni Messi ni el debut del brasileño Neymar, que finalmente no coincidió con el argentino en la cancha, fueron suficientes para superar al Legia Gdansk polaco, que con rápidos contraataques logró un empate (2-2) ante un Barsa que poco tuvo que ver con el que goleó días atrás en Oslo.

Si por algo será recordado el amistoso que ayer disputó el Barcelona es por el debut de su gran fichaje de la temporada, el carioca Neymar, quien sólo disponía de poco más de 10 minutos para intentar demostrar el talento que le ha traído a la ciudad condal, aunque acabó frenado por la contundente defensa del Legia.

Los locales salieron al campo muy concentrados, y en los primeros minutos lograron adelantarse con gol del central Bieniuk, tras un potente cabezazo que dejaba en evidencia a la zaga azulgrana.

El 1-0 evidenciaba los problemas culés, dirigidos ayer por Jordi Roura, que en la primera parte lo pasaba mal sin balón, mientras el Legia armaba rápidos contraataques.

Pero el gol local también servía para despertar al Barcelona, que sobre todo creó peligro por la banda derecha, con Montoya, Alexis Sánchez y Dos Santos como hombres más destacados.

Precisamente en un centro de Montoya servía para que un veloz Sergi Roberto hiciera el empate instantes después de cumplirse el ecuador de la primera parte, cuando los azulgrana apenas habían disfrutado de un par de buenas oportunidades con el delantero chileno como protagonista.

La segunda parte, además de dejar el esperado debut de Neymar (minuto 78), servía para que el “9” del Legia, el capitán Bieniuk, “le robara la cartera” a Montoya y marcara un buen gol ante Paredes.

Instantes después, la aparición de Messi lograba el definitivo 2-2 para los culés, con un remate picado del argentino tras una jugada colectiva que culminaba con una buena asistencia de Alexis Sánchez.

Poco después Messi falló una clara ocasión a pase de Adriano, alejando la victoria azulgrana en un partido que deja poco más que el debut de Neymar y la entrega de los numerosos aficionados polacos al Barcelona.