Secretario de vivienda visita complejo “modelo” de vivienda asequible

El secretario de Vivienda, Shaun Donovan, visitó el vecindario conocido como la Pequeña Centroamérica, donde está el edificio considerado como un modelo a seguir para comunidades urbanas de bajos recursos
Secretario de vivienda visita complejo “modelo” de vivienda asequible
Shaun Donovan, secretario de Vivienda, visitó ayer un edificio de apartamentos en el Parque MacArthur.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

El secretario de Vivienda, Shaun Donovan visitó ayer un complejo habitacional “modelo” de vivienda urbana asequible.

El edificio de apartamentos con 94 unidades de 1,2 y 3 recámaras, está ubicado en un terreno de Metro, frente al parque MacArthur, muy cerca de la estación de transporte público. Ahí las rentas son tan asequibles que van desde $200 hasta $1,200 al mes, aseguró Daniel Falcón, vicepresidente de la compañía inmobiliaria McCormack, Baron, Salazar.

La vivienda en Los Ángeles es cada vez menos asequible y más escaza, reconocieron autoridades de la ciudad ayer, mientras presentaban el complejo “modelo” de vivienda urbana a Donovan.

Donovan explicó que, en promedio, por cada 99 unidades de vivienda de bajo costo construidas, hay una lista de unas mil familias solicitando alquilar una de esas unidades.

La situación en Los Ángeles es “doblemente” grave, admitió Mercedes Márquez, directora del Departamento de Vivienda de la ciudad. “En el caso de este edificio había 1,200 familias interesadas, así que no duró ni una semana disponible”.

“Hay una elevada necesidad de vivienda asequible y de calidad en el país”, enfatizó el secretario de Vivienda. “Por eso lugares como este complejo de apartamentos son ejemplo de lo que se debe replicar “, indicó.

A la fecha, McCormack, Baron, Salazar y Metro han desarrollado cinco proyectos de vivienda accesible en estaciones de Metro. Tres de estos ya están operando y dos más están en proceso. Uno de ellos comenzará a construirse en el mes de diciembre, sobre el actual estacionamiento de la estación MacArthur.

“En Los Ángeles ya tenemos cuatro mil unidades de este tipo y esperamos replicar más”, aseguró Márquez.

“Lo importante es brindar a las familias trabajadoras no solo una renta baja, sino formas de transportarse a sus trabajos y de poder llevar a sus hijos a las mejores escuelas”, señaló Donovan, quien es arquitecto de profesión. “El que funcionen con energía eficiente les ahorra dinero en sus facturas, y esto les permite tener una mejor calidad de vida”.

Todas las familias que viven en estos apartamentos gozan de pases gratis para el transporte público Metro.

“Mi esposo se va a trabajar todos los días en el tren y también mi hijo de 16 años va a la escuela a Hollywood en tren”, compartió María Gramajo, quien abrió las puertas de su hogar para demostrar que familias latinas pueden vivir en condiciones favorables.

“Nada nos falta aquí, vivimos muy contentos, y lo mejor es que pagamos $1,300 por tres recámaras”, resaltó la mujer de origen guatemalteco.

Gil Cedillo, concejal del Distrito 1, indicó que es necesario buscar inversión federal y probada para construir más viviendas como esta en su distrito. “Nuestra gente de bajos recursos, también merece tener una vida de prosperidad“, apuntó.

En Los Ángeles solamente hay unas 55 mil unidades de vivienda accesible para familias necesitadas.

Donovan explicó que la inversión federal en este tipo de proyectos busca que las compañías inmobiliarias garanticen rentas accesibles. “Deben cumplir estrictamente con este requisito”, dijo.

El terreno de este edificio es propiedad de Metro y la compañía inmobiliaria tuvo que garantizar que las rentas se mantendrán bajas por los próximos 55 años.