En Grandes Ligas

El castigo a A-Rod y 12 peloteros envía un claro mensaje al beisbol
En Grandes Ligas
A-Rod, quien aplaude en el partido de ayer que los Yanquis perdieron ante Medias Blancas. Puede seguir jugando mientras apela.
Foto: EFE

NUEVA YORK (AP).— Alex Rodríguez fue suspendido hasta fines de 2014, y otros 12 peloteros, todos latinos, fueron inhabilitados 50 juegos por las Grandes Ligas, en la tanda de castigos más grande desde la de los “Black Sox” de hace casi un siglo.

A pesar de eso, ayer A-Rod jugó con los Yanquis y conectó un sencillo al jardín izquierdo en su primer turno al bate de la temporada, en la derrota por 8-1 que sufrió su novena ante Medias Blancas horas después de que se le impusiera la sanción.

Entre los castigados están los dominicanos Nelson Cruz y Jhonny Peralta, y el nicaragüense Everth Cabrera, quienes fueron elegidos para el Juego de Estrellas más reciente.

La suspensión de 65 juegos a Ryan Braun el mes pasado por el mismo caso, y algunos castigos anteriores, eleva a 18 el número de peloteros que fueron sancionados por su relación con Biogénesis of America, clínica especializada en combatir el envejecimiento y acusada de distribuir sustancias prohibidas entre deportistas.

El castigo más duro fue para Rodríguez, tres veces nombrado MVP, quien quedó inhabilitado por 211 juegos.

A diferencia de los demás, que aceptaron sus castigos, el pelotero dijo que apelará.

Quienes aceptaron las sanciones podrían terminar de cumplirlas a tiempo para jugar en los playoffs si sus respectivos equipos clasifican.

Rodríguez, el jugador mejor pagado del beisbol, tiene hasta el jueves para hacerlo. Y dado que el árbitro Fredric Horowitz no tomaría el caso hasta noviembre o diciembre, Rodríguez podría jugar el resto de la temporada si el piloto de los Yanquis Joe Girardi así lo dispone.

De hecho, A-Rod alinearía con los Yanquis en el juego del lunes por la noche, lo que marcaría su primer juego tras una larga ausencia por lesión.

Las Grandes Ligas dijeron que la suspensión de Rodríguez es más larga por “su uso y posesión de numerosas formas de sustancias estimulantes prohibidas, incluidas testosterona y la hormona del crecimiento humano, por varios años”.

Además, “intentó encubrir sus violaciones del programa [de lucha contra las drogas] incurriendo en una conducta que buscaba obstaculizar y frustrar la investigación”.

El toletero de los Yanquis admitió hace cuatro años haber usado sustancias prohibidas cuando jugaba con los Rangers entre el 2001 y el 2003, pero ha negado haberlas vuelto a emplear desde entonces.

Marginado de los juegos de las mayores desde que se sometió a una cirugía en enero, Rodríguez se reincorporaría a los Yanquis cinco horas después de que se anunció la suspensión, en el primer encuentro de la serie en casa de los Medias Blancas de Chicago. Estaba previsto que jugara como antesalista y que bateara cuarto en el orden.

“Me siento decepcionado con el castigo y me propongo apelar y pelear esto”, manifestó Rodríguez, quien llegó al U.S. Cellular Field en una Cadillac negro y vestido con un traje oscuro.

Ayer, A-Rod saludó a un grupo de seguidores ubicados a unos 30 metros, detrás de una valla, y entró al parque por una puerta lateral.

El toletero de 38 años y de padres dominicanos viene de una operación en la cadera, y en enero sufrió un tirón en el cuádriceps.

Los peloteros suspendidos por 50 juegos, que aceptaron la sanción, son los dominicanos Cruz (Texas), Peralta (Detroit), Fernando Martínez (Yanquis), Antonio Bastardo (Filis), Jordany Valdespín, César Puello (ambos de Mets), Fautino De Los Santos (Padres) y Jordan Norberto (agente libre); los venezolanos Francisco Cervelli (Yanquis), Jesús Montero (Marineros) y Sergio Escalona (Astros), y el nicaragüense Cabrera (San Diego).

Éste es el peor escándalo en el beisbol desde que varios peloteros de Medias Blancas de Chicago fueron acusados de caer intencionalmente ante los Rojos de Cincinnati en la Serie Mundial de 1919.

Se alude a esa novena de los White Sox como los Black Sox (Medias Negras).

Ocho jugadores —Joe Jackson, Eddie Cicotte, Happy Felsh, Chick Gandil, Fred McMullen, Charles “Swede” Risberg, Buck Weaver y Claude “Lefty” Williams— fueron suspendidos de por vida por su club a pesar de que en un juicio habían sido declarados inocentes.

“Los jugadores que violaron el programa han hecho que la gran mayoría de los peloteros sean vigilados ahora”, dijo el comisionado del beisbol, Bud Selig.

En la primera reacción que se conoce de uno de los involucrados, Peralta difundió un comunicado en el que dijo que “en la primavera del 2012 cometí un error terrible, que lamento profundamente”.

Acto seguido afirmó que “defraudé a mucha gente” y ofreció disculpa a sus compañeros y a los aficionados de los Tigres.

La suspensión de Peralta es un golpe duro para Detroit pues estaba bateando de 305 con 11 jonrones y 54 empujadas.

Cruz, por su parte, lidera a los Rangers en jonrones y empujadas.

Tanto los Tigres como Texas están peleando por avanzar a la postemporada, en la que podrían recuperar a sus astros.

Cruz dijo que sufrió una infección gastrointestinal que no fue bien diagnosticada y perdió 40 libras (18 kilos). Inseguro acerca de su estado físico al presentarse a la pretemporada, “cometí un error de juicio que lamento profundamente y acepto toda la responsabilidad de mi error”, expresó en un comunicado.

“Mi enfermedad no es excusa”, añadió. “Espero poder recuperar la confianza y el respeto de los Rangers, de mis compañeros y de la gran afición de los Rangers”.

Aunque el sindicato de peloteros ha dado pasos en busca de que se revoquen muchas sanciones por dopaje en las últimas tres décadas, la actitud de sus miembros ha cambiado en forma notoria durante los años recientes. El propio gremio ha instado a buscar acuerdos en que los peloteros aceptaran sanciones por el caso Biogénesis.

“Las suspensiones anunciadas y aceptadas hoy [ayer] son congruentes con los castigos previstos en el Acuerdo Conjunto contra las Drogas, y llegaron solo después de horas de intensas negociaciones entre las partes del contrato colectivo, los peloteros y sus representantes”, dijo el líder del sindicato, Michael Weiner. “En cuanto al pelotero que ha apelado, Alex Rodríguez, estamos de acuerdo con su decisión de oponerse a la suspensión. Creemos que el comisionado no actuó apropiadamente… Nunca hemos tenido una sanción de más de 200 [juegos] para un pelotero que quizás usó drogas”, dijo. “Y creo que, entre otras cosas, esto se ha excedido”.

La investigación comenzó cuando el Miami New Times publicó en enero documentos que vinculaban a varios peloteros con Biogenesis.

Rodríguez podría negociar un castigo más corto si renuncia a radicar demandas y a llevar el caso a un árbitro, indicó una persona informada. Si no hay acuerdo, la apelación sería analizada por el árbitro Fredric Horowitz.

Si la apelación fuese rechazada, Rodríguez podría acudir a otras instancias y prolongar la entrada en vigor de la suspensión hasta el 2015.

Rodríguez ha dicho que cree que las grandes ligas y los Yanquis quieren impedir que vuelva a jugar.

“Hay más de uno que se beneficia de que yo no vuelve a pisar el terreno de juego. Y no me refiero a mis compañeros ni a los aficionados de los Yanquis”, declaró Rodríguez el viernes. “Con todo lo que está pasando entre bambalinas y las formas creativas que encuentra la gente para cancelar tu contrato, claro que me preocupo”.

A Rodríguez le adeudan 8,5 millones de dólares de sus sueldo de 28 millones correspondiente a esta temporada y 86 millones de dólares por los últimos cuatro años de su contrato con los Yanquis.

Girardi dijo que no cree que el retorno de Rodríguez afecte negativamente al equipo.

“No creo que vaya a crear situaciones incómodas”, manifestó. “La mayoría de los muchachos lo conocen, se han reído con él y han pasado mucho tiempo con él. No cambiará nada. Obviamente habrá más periodistas, pero eso es algo de lo que se tendrá que ocupar Alex, no el resto de los peloteros”.

Ha habido 43 suspensiones desde que se aprobó un programa de controles en el 2005. La más larga fueron los 100 juegos que debió cumplir el pitcher dominicano de San Francisco Guillermo Mota cuando se le encontraron estimulantes por segunda vez.

Manny Ramírez, también dominicano, se retiró hace dos años, luego de ser suspendido por 100 partidos. Cuando regresó en el 2012, la suspensión fue acortada a 50 juegos.

Una suspensión de 100 juegos del cátcher venezolano de Colorado Eliézer Alfonso fue anulada por problemas con el manejo que se le dieron a las pruebas de orina.

Alrededor de la web