Cae red de narcos

La Familia, la Eme y Florencia 13 traían la droga de Michoacán

Tras una investigación de tres años, varias agencias del orden del Condado de Los Ángeles incautaron armas y 600 libras de metanfetaminas con un valor de 19 millones de dólares, pertenecientes al cártel de drogas mexicano La Familia y a la pandilla Mafia Mexicana.

El operativo conjunto entre la DEA, el Departamento del Sheriff, el Buro de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) y los departamentos de policía de Long Beach, y Montebello, entre otros, logró además arrestar a ocho de los miembros de estas organizaciones delictivas.

Con esto se logró detener un inmenso plan de distribución de drogas en todo el Sur de California, que el cártel planeaba poner en marcha en alianza con la pandilla Florencia 13, cuyos miembros de alto rango conforman la Mafia Mexicana, y que las autoridades llamaron “El Proyecto”.

De acuerdo con las autoridades, desde 2010, ambas organizaciones criminales venían operando en alianza en la distribución de narcóticos en algunos barrios latinos del Condado y dentro de las prisiones estatales.

“Interrumpimos y desmantelamos un proyecto criminal de mucho dinero en distribución de narcóticos, de una red criminal muy peligrosa que hubiera terminado en violencia en nuestras calles”, apuntó André Birotte, fiscal del distrito Central de California, donde, según explicaron los agentes, llegaba la droga procedente de Michoacán, México, base de operación de La Familia.

La acusación, sometida ante la corte federal, busca enjuiciar a 13 individuos, seis de ellos miembros directos del cártel michoacano. En otra acusación federal, se busca el procesamiento de 31 miembros de la pandilla Florencia 13, conocida como F13, una de las más antiguas y violentas en Los Ángeles. Siete de los 31 están fugitivos.

“Esta unión entre la mafia mexicana y esta pandilla surgió desde el año 2010 en el Sur Centro de Los Ángeles. Hemos logrado detener su intención de expandirse, gracias al esfuerzo de varias agencias del orden, cuyos esfuerzos han demostrado que podemos ir tras de cualquier criminal de cualquier nivel”, aseguró el Sheriff del condado de Los Ángeles, Lee Baca, quien explicó que esta operaba desde el Sur Centro de Los Ángeles hasta Huntington Park , y otras ciudades.

“No solo eran una amenaza de que nuestras calles pudieran convertirse en la base para luego extenderse a todo el país, sino que también representaban un peligro en nuestras prisiones estatales, desde donde se controlaban las operaciones de esta red criminal tan violenta”, dijo el jefe de la policía de Long Beach, Jim McDonnell.

“Lo que hace única a esta operación es que es la primera que se realiza en conjunto con varias agencias para concluir en un logro de este tipo, el más grande desde los años 90”, subrayó Birotte.

El fiscal indicó que los acusados enfrentan una condena en prisión que iría de 10 años hasta sentencia de por vida, ya que los cargos son por conspiración y distribución de narcóticos, así como homicidios y extorsión, entre otros.

El agente de la DEA, John Gazzara, ilustró el proceso de la peligrosa alianza. “La droga, que venía de Michoacán, entraba por Los Ángeles y el Valle Central de California, para ser distribuida en todo el país”.

“Esta alianza (de la Mafia Mexicana) con La Familia manejaba un cargamento de 100 libras de narcóticos al mes”, reportó Steven Bigdalek, agente especial de la ATF.