La obesidad infantil pierde peso en EEUU

Nuevos datos revelan una tendencia a la baja en este problema de salud
La obesidad infantil pierde peso en EEUU
El ejercicio es parte importante de la lucha contra la obesidad infantil.
Foto: AP

Aidee Bautista, coordinadora nutricional de las guarderías en la organización Mexican American Oportunity Foundation (MAOF) ubicadas en áreas pobres de Los Angeles, ha sido testigo de la disminución de la obesidad infantil entre los niños en edad preescolar.

“Hace unos años veía unos 2 ó 3 niños gordos en cada clase. Desde el 2009 he visto que ha bajado y que ahora sólo hay uno por clase”, dijo Bautista.

Su experiencia concuerda con nuevos datos proporcionados en un informe de los Centros de Control de Enfermedades y Prevención (CDC) que indican que en los últimos años ha bajado levemente la incidencia de obesidad infantil entre los menores provenientes de familias pobres.

La investigación encontró que tras décadas de tasas en aumento, al menos 19 estados y otros territorios estadounidenses han logrado revertir esa tendencia entre el 2008 y el 2011, en un rango general de 0.3 a 2.6 puntos porcentuales.

Sin embargo, las autoridades de salud indican que 1 de cada 8 niños de edad preescolar son obesos en los Estados Unidos, un problema más común entre los niños afroamericanos y latinos.

El Dr. Jonathan Fielding, director del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, dijo a La Opinión que las cifras se están moviendo lentamente en la dirección correcta.

“Estamos viendo la reducción en el Condado, pero aún sabemos que en promedio los niños latinos tienen una mayor incidencia de obesidad… hay muchos programas educativos que promueven el cambio de alimentación y sabemos que el programa WIC, por ejemplo, ha reducido a la mitad los jugos azucarados que provee”, dijo el Dr. Fielding.

Las estadísticas oficiales del condado indican que entre los niños de 3 años de edad la tendencia ha bajado de 21% a 19%. Mientras que en los pequeños de 4 años el descenso es de 22% a 19%.

“Debemos estar muy contentos por los logros y trabajar para que continúe la baja. Sabemos que los niños obesos tienen más problemas de salud cuando los adultos se hacen obesos“, dijo el Dr. Fielding, quien explicó que los menores con problemas de obesidad están más propensos a desarrollar diabetes, señales de depósitos en las arterias, antes que los adultos. En general, su calidad y expectativa de vida tienden a disminuir.`

Para las autoridades federales, estos nuevos datos significan que después de décadas de constantes incrementos, al fin se está viendo la luz al final del túnel.

“Aunque la obesidad se mantiene como una epidemia, se está comenzado a ver cambios en algunos estados… los cambios son pequeños, pero por la primera vez en una generación estamos viendo que nos estamos moviendo en la dirección correcta”, declaró el Dr. Tom Frieden, director de CDC.

Las metas del gobierno federal es que para el año 2020, los niveles de obesidad infantil disminuyan a un 5%.