Sol y poco futbol

Inter y Valencia ganan con lo suficiente en Miami
Sol y poco futbol
Mirko Vucinic (centro), de Juventus, trata de alcanzar el balón ante la marca de los defensores del Inter de Milán.

MIAMI (EFE).— El argentino Juan Pablo Carrizo se convirtió ayer en el héroe del Inter al parar dos penaltis y marcar el decisivo que garantizó el triunfo por 9-7 sobre el Juventus, en la disputa por el séptimo puesto del torneo Guinness International Champions Cup.

El partido jugado en el Sun Life Stadium, de Miami, terminó 1-1 en el tiempo reglamentario.

Carrizo, que había salido en la segunda parte, se erigió en la figura del partido al parar dos tiros penales: el primero y el décimo de la serie.

Además, el sudamericano anotó el decisivo de un juego que ofreció poco futbol y muchas imprecisiones por parte de ambos equipos.

El primer gol lo marcó el Inter a los 28 minutos a través de otro argentino, el delantero Ricardo Álvarez, quien supo aprovechar un rechace del balón por parte del experimentado portero Gianluigi Buffon y remató a placer.

Antes de concluir el primer tiempo, a los 44 minutos, el chileno Arturo Vidal empató de pena máxima.

La segunda parte resultó intrascendente, en parte por la falta de forma, y en otra por los cambios realizados por ambos entrenadores.

En los penales, los equipos fallaron los primeros disparos, que fueron parados por Carrizo y Marco Storari.

El único jugador del Inter que falló su cobro, el colombiano Fredy Guarín, permitió el lucimiento de Storari.

En la tanda de los penales marcaron por el equipo italiano : Andrea Ranocchia, Ricardo Álvarez, Mauro Icardi, Ishak Belfodil, Parick Olsen, Marco Andreolli, Álvaro Pereira, Jonathan y Carrizo; falló Guarín.

Por el Juventus anotaron: Claudio Marchisio, Fernando Llorente, Andrea Pirlo, Arturo Vidal, Angelo Obinze Ogbonna, Martín Cáceres, Giorgio Chiellini y Paolo De Ceglie; fallaron Sebastian Giovinco y Mauricio Islas.

En el segundo partido de la doble jornada, el Valencia español se impuso al Everton inglés por la mínima diferencia.

La anotación de la victoria del Inter fue marcada por Michel, al minuto 52, con un fuerte disparo desde la izquierda del área.