Prevenga la presencia de plagas en su jardín

Con productos naturales se puede controlar los agentes biológicos dañinos

Prevenga la presencia de plagas en su jardín
La salsa mexicana es un insecticida orgánico para las plantas.
Foto: Agencia Reforma

GUADALAJARA, México.— Como todo organismo viviente, las plantas del jardín están expuestas constantemente a diferentes agentes biológicos que las pueden afectar, además de otros factores que derivan en el crecimiento incorrecto o acortan la vida de las mismas.

La codirectora de Enseñanza de Horticultura en la Federación Mexicana de Jardinería y Arreglo Floral A. C. (FMJAF), Esperanza Gómez, recomienda, como primer paso, “informarse sobre las condiciones y cuidados que requiere cada elemento que habitará en el vergel”.

“Los comerciantes no son siempre las mejores fuentes, es mejor acudir a alguien que conozca del tema para saber del espacio que deben darle a la planta: la orientación, si estará bien en exteriores, si necesita protección del sol o si debe permanecer en interiores”, explica la especialista.

Una vez organizado el jardín, procura un regado apropiado, buena ventilación y cuidados diarios, pues, en las áreas verdes, las plagas son amenazas constantes.

Particularmente, advierte Gómez, cuando empiezan a retoñar las flores, los insectos y microorganismos se adhieren a ellas, y mientras más tarde en notar su presencia, más difícil será erradicarlos.Identificación y remedio

Hay plagas causadas por insectos y otras, por hongos, esto es lo primero que se debe distinguir antes de erradicarlas, comenta Úrsula Beick, directora de Enseñanza de Horticultura de la FMJAF.

“Entre los más comunes se encuentran el piojo harinoso, que parece un pedazo de algodón que se forma en el envés de las hojas, y las escamas, una cutícula con una textura como la del caracol”, detalla Beick.

Para eliminar las escamas baña de alcohol un algodón y aplica sobre el invasor.

Contra el piojo harinoso funcionan dos cucharadas de jabón líquido en dos litros de agua tibia. Después de aplicar con atomizador se deja 15 minutos y luego se enjuaga con agua tibia.

“Estos remedios y todos los métodos de fumigación se dividen en tres aplicaciones, con intervalos de cinco a siete días entre cada una. En un principio, matamos a los adultos, luego, a las larvas y, finalmente, a los huevecillos”, sugiere la experta.

En todo caso, evitar los productos químicos beneficia tanto a las plantas como a las personas que habitan en el lugar, pues, de acuerdo con Beick, los químicos utilizados se acumulan en el cuerpo de quien los aplica.

Las libélulas y mariquitas (son insectos que controlan las plagas, por lo que su presencia en el jardín es benéfica.