Escuelas de Los Ángeles tienen un nuevo menú

Dos de los platillos para el LAUSD fueron creados por estudiantes latinos

Escuelas de Los Ángeles tienen un nuevo menú
José Landaverde y Guadalupe González muestran con orgullo sus creaciones culinarias.
Foto: La Opinión - Ciro César

Guadalupe González, de 15 años de edad y estudiante de Panorama High School, en el Valle de San Fernando, era una de las muchas alumnas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) que con frecuencia optaba por no comer en la escuela.

“No me gustaba la comida. A veces la carne estaba seca, otra veces la comida no se veía bien o no se me antojaba”, dijo Guadalupe.

Hace dos años, el distrito lanzó un nuevo menú escolar, bajo en grasas, con más frutas, vegetales, harina integral de trigo y bajo en sal. El resultado fue que los estudiantes no comían los platillos. En menos de tres meses, el LAUSD eliminó muchas de las nuevas recetas y regresó a los platillos originales, como burrito de frijoles y queso, hamburguesas y pizza, pero preparándolos de una manera más saludable.

En esta ocasión, el LAUSD se ha quedado con los platillos que los estudiantes prefieren, como “coffee cake” y “french toast” para el desayuno; y “hamburger sliders” e “italian calzone” para el almuerzo. Además, ha agregado nuevos platillos preparados por estudiantes como Guadalupe.

En abril pasado, el distrito llevó acabo un concurso de cocina entre sus estudiantes en el que Guadalupe participó y ganó, con su receta original de una tartaleta de frutas en la que utiliza harina integral y endulza con el jugo de las frutas y mermelada de fresas.

Este platillo estará en la tercera semana del menú escolar.

Otro de los platillos nuevos que estarán disponible en el almuerzo de los estudiantes del sistema escolar angelino fue creado por José Landaverde y Esther Segura, estudiantes de West Adams High School.

Se trata de un pan de maíz, cubierto con carne molida de pavo y acompañado con lechuga, tomate y frijoles negros. Además se sirve con una ensalada de pepino y vinagreta.

“Es un platillo que sigue todas las recomendaciones saludables”, dijo José, muy orgulloso de su creación, y de tener la oportunidad de compartir su pasión por la comida, con todos los estudiantes de secundaria del LAUSD.

Javier Gutiérrez, Supervisor de la División de Alimentos del LAUSD, dijo que confían que el nuevo menú sea bien recibido por los estudiantes.

“Esperamos que no tengamos que hacer muchos cambios, pero estamos preparados a hacer cambios si es necesario”, aseveró Gutiérrez.

El LAUSD —que es el segundo distrito escolar más grande en Estados Unidos— evalúa constantemente el nivel de aceptación de la comida. El menú se divide en ciclos de tres semanas cada uno.

Cada platillo se sirve una vez en un ciclo y cada platillo tiene tres oportunidades antes de ser retirado del menú.

En promedio, el desperdicio en el distrito bajó de 8.9% a 7.4% durante el año pasado, según datos oficiales. El descenso es adjudicado a los reajustes en el menú escolar.