Familias cultivan huertos en casas en el sur de California

El programa de capacitación en jardinería MEND enseña a familias de escasos recursos a cultivar alimentos en sus casas
Familias cultivan huertos en casas en el sur de California
Víctor Zavala, su esposa Melba y sus hijos Victor Hugo y Daniella, recogen vegetales de su hortaliza en Pacoima.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

A Víctor Zavalza su padre le enseñó a cultivar hortalizas en su pueblo en Mexico. Ahora él hace lo mismo con su hijo, pero en su casa en Pacoima, en el Valle de San Fernando, donde tiene sus propias hortalizas.

Su ‘jardín de vegetales’ es posible gracias al programa de capacitación de jardinería de MEND (Meet Each Need with Dignity), una organización sin fines de lucro que ofrece servicios a las familias de bajos recursos, provee entrenamiento, apoyo y recursos para cultivar verduras en el hogar.

“Cuando perdimos nuestro trabajo, fuimos a MEND para que nos den ayuda y fue ahí cuando vimos que estaban dando aplicaciones para el programa de huertos”, recordó Melba Martínez, esposa de Zavalza. Un grupo de voluntarios llegó a su hogar, tomó medidas e instalaron dos planteros para sembrar las verduras.

La organización provee planteros que miden de 4 X 8 pies, ó 2 X 2 pies, y de aproximadamente 3 pies de altura, según el tamaño del lugar. También suministran la tierra y las herramientas para trabajar en el jardín. El programa también ofrece cuatro clases de dos horas y ½ cada una, un libro informativo y hasta tres árboles frutales. Los participantes también reciben clases de cocina y nutrición.

“Tratamos de incluir vegetales que no son tan familiares entre los participantes, como berenjenas y acelgas y les enseñamos recetas, para que descubran y prueban nuevas verduras y comidas”, dijo Laura Robledo, coordinadora del programa, resaltando el aspecto comunitario del programa que busca crear lazos entre los participantes.

“La mayoría de las familias que atendemos vienen de países latinoamericanos y saben cultivar la tierra. Tienen los conocimientos, pero les faltan los recursos”, indicó Robledo. “Muchas familias extrañan trabajar en la tierra y cultivar sus propios alimentos”.

La familia de Zavalza y Martínez ya ha cosechado tomates, calabacitas y betabeles. “Es una bonita actividad para hacer en familia porque podemos inculcar a nuestros hijos a comer saludable. No porque mi padre haya tenido diabetes, mis hijos y yo también tenemos que tenerlo”, comentó Zavalza.

Martínez contó que sus hijos estaban muy entusiasmados con el jardín. A su niño de 4 años le gusta comer vegetales porque lo ayuda a “bajar la pancita”.

Robledo contó que cuando le mostraba a una familia cómo las zanahorias se sacaban de la tierra, el niño de dos años le preguntó asombrado, ¿Cómo de la tierra? Mi mamá saca las zanahorias de la tienda”.

La organización MEND se basa en el trabajo voluntario y provee servicios de salud, y comida a residentes de Pacoima, Sun Valley, Sylmar y otros barrios del NE del Valle de San Fernando. El programa de jardinería está subvencionado por la Fundación Wells Fargo.

Aquellos interesados en participar en el programa y plantar su propio huerto, pueden llamar al 818-686-7365.