Canó remolca a Yanquis

Llega a los 200 cuadrangulares en la victoria sobre Azulejos
Canó remolca a Yanquis
Robinson Canó (izq.), e Ichiro Suzuki celebran el triunfo de ayer en Yankee Stadium sobre la novena de Toronto.
Foto: AP

NUEVA YORK (AP).— Robinson Canó conectó el jonrón número 200 en su trayectoria y remolcó cuatro carreras, Chris Stewart agregó un tablazo de vuelta entera con dos en base, y los Yanquis de Nueva York derrotaron ayer 8-4 a los Azulejos de Toronto en el primer partido de una doble cartelera.

Canó se quedó a un triple de completar el ciclo pero se mostró más emocionado por el triunfo que por alcanzar los 200 cuadrangulares.

“Ahora estamos en una situación en la que necesitamos ganar juegos”, dijo el intermedista de San Pedro de Macorís. “Es bueno llegar a 200 jonrones pero es mejor ganar”, aseguró.

El dominicano sacudió un cuadrangular de tres carreras ante su compatriota Esmil Rogers en la tercera entrada para acercar a los Yanquis a una carrera cuando perdían 4-0.

Por su parte, Ichiro Suzuki bateó un sencillo y un doble para quedar a un hit de los 4 mil imparables en su carrera en Japón y las Grandes Ligas.

Mariano Rivera sacó los últimos dos outs luego que Joba Chamberlain dio un boleto a Rajai Davis, con uno fuera en el noveno capítulo.

El pitcher de los Medias Rojas de Boston, Ryan Dempster, fue suspendido por cinco partidos y multado por las Grandes Ligas por pegarle un pelotazo al astro de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez.

El castigo fue anunciado ayer por el vicepresidente de Grandes Ligas, Joe Garigiola Jr., dos días después que Dempster golpeó a A-Rod en el segundo inning de un partido en Fenway Park.

La suspensión de Dempster sería aplazada si apela el castigo.

Dempster lanzó una pelota por detrás de Rodríguez y otras dos pegadas al cuerpo del antesalista.

Su cuarto lanzamiento golpeó al toletero en la protección del codo y rebotó en su espalda. Girardi corrió al terreno e increpó al ampayer de home por no expulsar al pitcher.

Girardi fue expulsado y Rodríguez conectó después un jonrón solitario contra Dempster para ayudar a los Yanquis a ganar por 9-6 el partido del domingo pasado.

Rodríguez fue suspendido por 211 partidos el 5 de agosto por violar el reglamento antidopaje y el convenio colectivo del beisbol aunque puede jugar mientras se dilucida su apelación.

El pitcher de los Medias Rojas, John Lackey, criticó el reglamento la semana pasada porque le permite jugar a A-Rod.

Antes del anuncio de la sanción, Girardi dijo que si Dempster no era castigado, Rodríguez sería “un blanco para la gente y eso sería injusto”.

El piloto de los Yanquis indicó que jamás había estado tan molesto en un partido.

“Esa pelota es un arma. No es una pelota de tenis, no es una pelota suave”, señaló Girardi. “Es un arma, y puede hacerle mucho daño a alguien. Por eso estaba tan molesto. Puedes expresar tu opinión y estar molesto con alguien, pero no puede empezar a pegarle pelotazos a la gente. Es algo temible”, apuntó

Dempster dijo que sólo intentaba lanzar adentro y que no quería pegarle a Rodríguez.