El autobús del cambio

Obama inicia gira en pos de reducir el costo de la educación superior

WASHINGTON, D. C.— El Presidente Barack Obama iniciará un tour en autobús hoy que se extenderá hasta el viernes, donde propondrá una serie de medidas para bajar el costo de la educación superior, mejorar su calidad y ofrecer más información a los jóvenes sobre sus oportunidades de acceso.

El mandatario realizará paradas en Buffalo, Nueva York, Syracuse, Binghamton y Scranton, Pensilvania, siguiendo con el mismo estilo de eventos que ha desarrollado durante el verano para mover su agenda económica y política.

“La matrícula de las universidades públicas se ha triplicado en las últimas tres décadas, mientras el ingreso familiar apenas ha subido. Un estudiante se gradúa con una deuda promedio de 26 mil dólares”, explicó el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest.

En julio el “representante del pueblo” o Ombudsman de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, Rohit Chopra, aseguró que la deuda acumulada por los estudiantes universitarios superó los 1,200 millones de dólares.

De acuerdo al Centro para el Progreso Americano, sólo un 37% de los jóvenes son capaces de pagar sus préstamos. 67% de los hispanos que se gradúan luego de cuatro años, dejan la universidad con deudas. En promedio los latinos obtienen 22,886 dólares en préstamos para financiar sus estudios.

“Lo que el Presidente cree que tenemos que hacer es repensar y rediseñar fundamentalmente el sistema de educación superior”, dijo Earnest.

En un correo electrónico dirigido a sus seguidores, Obama explicó que “ofrecerá un plan que haga más accesible la universidad, enfrente el aumento en los costos y mejore el valor” de lo que obtienen los estudiantes.

“Mi plan incluye reformas reales que traerán un cambio duradero. No serán populares con todos, incluyendo aquellos que han hecho de la educación su negocio, pero ya es hora que nuestras universidades funcionen mejor”, dijo el Presidente.

Durante el verano, Obama ha realizado una serie de eventos públicos enfocados en mejorar la situación de la clase media. El mandatario se ha posicionado para enfrentar la polémica lucha por el presupuesto y el incremento en el límite de la deuda, que le espera cuando el Congreso reanude su trabajo.