LAPD ofrece $50,000 por autor de ‘hit and run’

El LAPD está pidiendo la ayuda de la comunidad para encontrar al conductor responsable de la muerte de Jesse Tellez

Rosa Maria Chavolla (centro) durante una conferencia de prensa en la intersección de la avenida Boyle y calle 8, donde ocurrió el accidente mortal, anuncia la recompensa de $50,000 para información que lleve al arresto y condena del conductor que atropelló y mató a su hijo Jesse Tellez.
Rosa Maria Chavolla (centro) durante una conferencia de prensa en la intersección de la avenida Boyle y calle 8, donde ocurrió el accidente mortal, anuncia la recompensa de $50,000 para información que lleve al arresto y condena del conductor que atropelló y mató a su hijo Jesse Tellez.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Jesse Tellez perdió la vida un mes atrás cuando fue atropellado por un auto que huyó luego del accidente. El joven es una de las tantas víctimas de accidentes automovilísticos en los cuales el conductor huye de la escena sin identificarse o prestar ayuda.

El 28 de julio de este año, alrededor de las 10:35 p.m., el joven de 21 años conducía su motocicleta camino al trabajo, en dirección norte por la avenida Boyle, cuando un Honda Accord LX, que iba en dirección sur, lo atropelló. Tellez fue transportado al Centro Médico de USC, donde murió.

“El conductor se detuvo en un estacionamiento cercano y se acercó al joven que se encontraba en el suelo, caminaba yendo y viniendo, sin saber qué hacer, hasta que finalmente volvió a su auto y se fue”, relató el Detective Michael Kaden, del LAPD.

“Al menos pudo haber llamado a la ambulancia; cuando uno se accidenta, cada segundo cuenta, pero lo dejó ahí tirado y se fue sin ayudar”, contó Lidia Mendez, la tía de la víctima.

“Jesse llegó a llamarme esa noche, me dijo que un carro le había pegado, fue la última vez que escuché su voz”, recordó Rosa María Chavolla, madre de la víctima, con lágrimas en los ojos. El joven tenía las costillas rotas, un pulmón perforado y las piernas fracturadas, además de haber perdido mucha sangre.

El Detective José De Leon del LAPD, recalcó la diferencia entre detenerse después de un accidente y huir sin identificarse y prestar ayuda. “Si se hubiese detenido, se hubiese considerado como un accidente, pero al huir, se considera delito”, explicó.

Según datos del LAPD, entre 2008 y 2012, el 16% de los accidentes con heridos fueron casos en los cuales el conductor huyó de la escena. En los últimos cuatro años, los casos de accidentes en los que los conductores huyen han disminuido. En 2008, el 19% de todos los accidentes fatales y con heridos eran de conductores que huían, mientras que en 2012, representaron el 15%.

Los incidentes de “chocar y huir” causaron más colisiones fatales en la ciudad que los incidents de conductors intoxicados.

Los detectives del LAPD aun no han podido encontrar al conductor. El jueves anunciaron una recompensa de $50,000 para quien ofrezca información sobre su paradero o el de su vehículo.

“No existe el crimen perfecto, siempre aparece un testigo, una cámara, personas que un principio no se querían involucrar, pero que al ver la madre del joven llorando o enterarse de lo que pasó, deciden colaborar”, señaló De Leon. El detective dijo que muchas veces, aquellos que huyen la escena del accidente, tienen algo que esconder. Quizás manejaba intoxicado o llevaba algo en el baúl, como drogas”.

El conductor es un joven hispano, entre 20 a 25 años de edad, cabello corto, entre 5.8 y 5.10 pies de altura y debe pesar de 160 a 200 libras. El día del accidente vestía jeans y camisa gris. El vehículo buscado es un Honda Accord LX verde oscuro o negro, del 2001 ó 2002, con ventanas polarizadas.

Aquellos con información sobre el accidente, que conozca el paradero del vehículo o su conductor pueden llamar al Detective Kaden al 213-972-1837, al Detective Meneses al 213-972-1850. Durante los fines de semana, o fuera del horario de atención, puede llamar al 1-877-LAPD24-7 (1-877-527-3247).