LAUSD opera su propia tienda con millones en productos

En una bodega ubicada en Pico Rivera, las escuelas, cafeterías escolares y oficinas administrativas de la Junta Escolar de Los Ángeles pueden encontrar "al mejor precio" lo que necesitan para operar

Marc Manforte, director del Centro de Distribución y Almacenamiento del LAUSD, en Pico Rivera.
Marc Manforte, director del Centro de Distribución y Almacenamiento del LAUSD, en Pico Rivera.
Foto: La Opinión - Ciro César

Cada mañana, desde muy temprano, una flota de camiones se llenan con cajas de papel, crayones, correspondencia, libros, platos y utensilios de cocina para el almuerzo y hasta los alimentos que diariamente se requieren en las escuelas y oficinas administrativas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD).

Los productos que mueve el Centro de Distribución, de la División de Adquisiciones del LAUSD, son para atender las necesidades de sus más de 900 mil estudiantes, desde el preescolar hasta aquellos en las escuelas para adultos.

Se trata de una bodega de poco menos de 400 mil pies cuadrados, ubicada en Pico Rivera, donde se almacenan productos con valor de venta de más de $100 millones y que opera como la gran “tienda” del LAUSD donde las escuelas, cafeterías escolares y oficinas administrativas pueden encontrar “al mejor precio” lo que necesitan para operar, aunque desde hace años no están obligadas a adquirirlas ahí.

Sin embargo, en una comparación hecha por el LAUSD el año pasado, entre los precios que maneja este almacen y los que pudieran obtener las escuelas en las tiendas locales con productos escolares, el distrito se ahorra entre un 12% y 38% comprando en este centro de distribución.

Esto es porque el LAUSD trabaja directamente con los productores comprando en grandes volúmenes y pasando los ahorros a las escuelas.

El director del centro indicó que a veces sí se encuentran precios más bajos en otros lugares, pero lo que el LAUSD garantiza es “la mejor calidad, funcionalidad y seguridad”.

“Para mucha gente somos invisibles, pero hacemos un trabajo muy importante para que los estudiantes tengan todo lo necesario para aprender”, dijo Marc Monforte, director de Manejo y Compra de Material del LAUSD.

Monforte explica que el centro ha funcionado desde hace 10 años como “organización no lucrativa”, ya que no recibe fondos del distrito y tampoco está dedicado a obtener ganancias, sino solo a cubrir sus gastos para seguir operando.

“Desde hace varios años las escuelas no están obligadas a comprar de la división de adquisición dentro del distrito. Pero otras tiendas no podrían ofrecerles la calidad, la seguridad y la funcionalidad en los productos que sabemos necesitan, y al más bajo precio”, señala Monforte.

La “tienda” del LAUSD no fue inmune a los recortes a educación que el Estado de California hizo durante los últimos cinco años, ya que sus “ventas” se vieron reducidas en un 43% en ese período, de acuerdo con sus administradores.

El centro cuenta con 350 empleados, incluyendo a 40 expertos en compras quienes manejan los contratos con cientos de proveedores.

“Reciclamos y reusamos lo más posible. Tenemos nuestras propias máquinas para reciclar plásticos y cartón. Todo el techo es un panel solar, así que ahorramos mucha energía”, afirmó Monforte.

Además de almacenaje y distribución, esta bodega sirve como el centro postal del LAUSD. Aquí se manejan cerca de 1,300 direcciones postales o P.O. Boxes, dentro del distrito.

“Ofrecemos tarifas más bajas que las de la misma oficina postal de Estados Unidos; menos de 41 centavos para primera clase y 13 centavos para correo masivo, como correspondencia para padres o folletos”, señaló Ana Salazar, quien maneja la oficina postal.