Alcalde cerca de renunciar

Sería parte de un acuerdo para zanjar demanda por acoso sexual
Alcalde cerca de renunciar
Hay una iniciativa para convocar un referendo revocatorio contra Filner y aumentan los exhortos de su partido para que renuncie.
Foto: AP

SAN DIEGO.— Un acuerdo destinado a resolver el escándalo por acoso sexual que enfrenta el alcalde de San Diego Bob Filner, encontró un obstáculo ayer, cuando la abogada de la ex asistente de Filner, dijo que la demanda no es parte del acuerdo, lo que significa un potencial escollo a la aprobación por parte del Ayuntamiento.

Los detalles del acuerdo entre las autoridades municipales y abogados de Filner no han sido revelados, pero entrando en las conversaciones queda claro que Filner necesita renunciar para que cualquier acuerdo sea satisfactorio.

Una persona con conocimiento de las negociaciones de liquidación, dijo que el principal escollo sería dar a Filner una indemnización como parte de la demanda de acoso sexual por parte de su ex directora de comunicaciones, Irene McCormack Jackson y el pago de sus honorarios legales. La persona no estaba autorizada a comentar públicamente y habló con la condición del anonimato.

En vísperas de la votación prevista a puerta cerrada el viernes por el Consejo de la Ciudad, la abogada de McCormack, Gloria Allred, dijo que no estaba de acuerdo con la oferta y la demanda va a continuar.

“Si el acuerdo requiere que el Ayuntamiento le pague 1 dólar, entonces yo, por mi parte, creo que deberían votar en contra”, dijo. “No debe haber ninguna recompensa para el Alcalde Filner. Sería una bofetada en la cara a las muchas víctimas del alcalde verlo conseguir cualquier cosa de la Ciudad de San Diego. Su regalo de despedida debe ser un ‘buen viaje’ en lugar de una limosna”.

Al menos 17 mujeres han afirmado Filner les acosó sexualmente, aunque sólo una demanda ha sido presentada. Los nueve miembros del Consejo de la Ciudad, junto con una larga lista de compañeros demócratas incluyendo la senadora Barbara Boxer y la líder de la minoría Nancy Pelosi han pedido a Filner que renuncie.

El profesor de ciencias políticas de San Diego State University Brian Adams, dijo que el Ayuntamiento está en una situación sin salida. El público quiere Filner fuera, pero no quiere que se le otorgue ningún dinero de los contribuyentes para pagar sus cuentas. Si los concejales no votan por el acuerdo, entonces Filner podría permanecer en el cargo y la parálisis política de la ciudad seguirá.

“No está claro cuál de los dos va a dar el tirón más fuerte entre los miembros del Consejo de la Ciudad, y lo que están realmente dispuestos a ceder en las negociaciones con Bob Filner” dijo Adams. “Ellos saben que cualquier uso de dinero público para defender a Bob Filner contra estas demandas es muy tóxico, y el público se indignara”.

El político demócrata de 70 años -que enfrenta al menos 18 denuncias de acoso sexual- se le vio anteayer por la noche recogiendo material personal de su oficina y despidiéndose de sus colaboradores inmediatos.