Un zurdo que va derecho

Gilberto Ramírez, que pelea mañana, es apuesta de la empresa Top Rank
Un zurdo que va derecho
Gilberto Ramírez podría ser un gran campeón en corto plazo.
Foto: CORTESÍA

Tiene la estampa física de un mediano natural y en sus maneras de caminar la lona, sobresale el estilo propio que siempre expresan los boxeadores de guarda cambiada.

Gilberto Ramírez, el “Zurdo” para todos los del boxeo, es un consentido de Bob Top Rank por el que Bob Arum apuesta mucho a que será un gran campeón en corto plazo.

“Zurdo” Ramírez, oriundo de Mazatlán, Sinaloa, quien es dirigido por Jesús y Héctor Zapari mantiene récord perfecto de (25-0 y 20 KO’s).

“Zurdo” pelea mañana en el Civic Auditorium de Glendale ante Julio César “Baby Face” García (46-8 y 39 KO’s) con la meta de sumar una nueva victoria y sobre todo de mantener su ritmo de aprendizaje para llegar a ser un gran campeón en el mediano plazo.

“Muy motivado con este combate. Estamos cerrando preparación y muy tranquilos, ya confiados y listos para subir al ring”.

¿Cómo está el peso, con cuánto subes al ring?

“Cuido mucho de estar en 160 libras y no me gusta subir con muchas libras… para estar más rápido y ser más agresivo”.

Así habla “Zurdo” Ramírez, desde la humildad de su rancho en el lejano poblado de San Ignacio, cerca de Mazatlán. “Somos de un rancho muy lejano allá en la sierra”.

Una realidad que marca un contraste con la decisión de Bob Arum de prepararlo con todo esmero en Big Bear, para potenciar mejor sus facultades.

¿Qué significa que Top Rank te ponga en Big Bear para tus peleas?

“Significa que creen en mi… y eso me da más fuerza para responderles y para no defraudarlos y luchar por hacer una gran carrera”.

¿Cuánto tiempo ha tomado para preparar esta pelea?

“Diez semanas… vinimos de Mazatlán a Big Bear”.

¿Cómo pelea el “Zurdo” Ramírez?

“El boxeo se trata de pegar y que no te peguen. Me acomodo rápido a lo que traiga el rival… Sé que tengo ventaja física, soy grande y fuerte y eso lo aprovecho en el ring”.

Con apenas 22 años y diez años en el boxeo, y con su récord sin tachones, Ramírez empaca sus 160 libras reglamentarias de la categoría mediano en 1.87 de estatura con diferencia a favor en su alcance frente a casi todos los rivales.

¿Sueñas con una gran carrera, por la fama, los aplausos, los millones…?

“Pos’ como todos, empiezas peleando por nada y luego vas creciendo y vas progresando y ya se vuelve un trabajo… Todos peleamos pensando en muchas cosas, pero yo solo pienso en el rival que tengo al frente. Ese es mi compromiso y una vez salgamos de ese, vendrá otro”.

¿Por qué debe ir la gente de Los Ángeles a Glendale para ver al “Zurdo” Ramírez?

“Porque de seguro les vamos a dar un buen espectáculo… El rival tiene un buen récord y yo estoy listo para dejar todo arriba del cuadrilátero y darle una victoria a los paisanos”.

Admira por encima de todo a Julio César Chávez a quien considera “el ídolo de todos los boxeadores mexicanos” y mira con respeto las carreras de “Canelo” Álvarez y Chávez Jr.

“Todos queremos llegar a ser campeones. Nosotros también queremos llegar a hacer historia como campeones. Es un sueño desde hace mucho tiempo y lo queremos cumplir con esfuerzo y echándole ganas, día con día”.

“Zurdo” Ramírez, el prospecto de Bob Arum para mantener en alto la pugna abierta por el mercado mexicano.