Donan útiles a estudiantes en escuela de Watts

Estudiantes recibieron cortes de pelo e insumos escolares gratis en la Escuela Barack Obama Charter

Estudiantes de la Escuela Barack Obama Charter recibieron bolsones, libros y útiles escolares.
Estudiantes de la Escuela Barack Obama Charter recibieron bolsones, libros y útiles escolares.
Foto: La Opinion Aurelia Ventura

La escuela de Robert Rocha, un estudiante de cuarto grado, lleva por nombre el del actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Algo que, dice el niño, le emociona y lo inspira a tener éxito en sus estudios.

Pero además de inspiración, Robert, al igual que casi todos sus compañeros de la escuela, necesita todo el apoyo posible con su educación.

Así que la donación de útiles escolares, mochilas y hasta un corte de pelo gratis, que recibieron esta semana unos 350 alumnos de esta escuela, en Watts, les cayó como pan del cielo.

La situación económica de las familias de la escuela Barack Obama Charter School (BOCS), en el sur centro de la ciudad se puede mediar al ver que más de 95% califican para almuerzo escolar gratis o a bajo costo.

“Yo tendría que comprar dos mochilas nuevas, más los útiles. La verdad es que estoy contenta de que nos apoyen a los padres”, compartió, Elibeth Pérez, madre de dos estudiantes de esta primaria.

Glenn Noreen, fundador y presidente de Ingenium Schools, una organización de escuelas charter en áreas en desventaja socioeconómica de Los Ángeles dijo estar también agradecido por el apoyo que recibieron las familias.

“Eso los llena del entusiasmo que necesitan para regresar a la escuela”, acotó la activista.

“Estamos emocionados de darles la bienvenida a un nuevo año escolar el próximo 3 de septiembre, con una mochila nueva de regalo”, señaló Anthony Gil, administrador de la escuela. “Muchas de estas familias necesitan ayuda con los gastos de un nuevo ciclo escolar. Aquí tienen que usar uniforme, así que ya hacen ese gasto y nosotros tratamos de ayudarles con el resto”, apuntó.

La primaria Barack Obama Charter, que atiende a estudiantes de las ciudades de Compton, Lynwood, Los Ángeles, Long Beach y otras comunidades aledañas, la mayoría de estos afroamericanos y latinos, usa el modelo educativo enfocado en la instrucción individualizada.

Esto ha dado frutos. En los últimos 2 años, el índice de progreso académico (API) de BOCS, según Gil, creció 175 puntos, a un actual 751 API. Un puntaje sobresaliente para escuelas del vecindario, en las mismas condiciones. Esta abrió sus puertas apenas hace 5 años.

“Mis hijos tienen buenos grados aquí. Les gusta venir a la escuela porque sí aprenden”, opinó la madre de Rocha, Sofía Reyes, quien confesó que le daba “vergüenza” hacer fila para recibir artículos regalados, pero admitió que es una “gran ayuda”.

“Sabemos las necesidad de esta comunidad, donde tener un diccionario en casa o libros no es común”, señaló Dawn Bayer, coordinadora voluntaria de Molina Foundation. “Hemos regalado 2 millones de libros en cada estado del país, y creemos que los alumnos de Barack Obama Charter merecen esta ayuda y más”, afirmó.