Guiarán estudiantes hasta la universidad

Niños de sexto grado del Este de Los Ángeles serán apoyados por USC
Guiarán estudiantes hasta la universidad
Estudiantes reciben orientación sobre la Iniciativa Académica del Vecinario (NAI) de USC.
Foto: La Opinión - Esmeralda Fabián

A un centenar de estudiantes sobresalientes de las primarias Murchison y El Sereno, en el Este de Los Ángeles, se les está ofreciendo una oportunidad única: el apoyo y la asesoría para llevarlos prácticamente de la mano a la universidad.

Estos alumnos fueros escogidos para formar parte de la Iniciativa Académica del Vecindario (NAI), un riguroso programa de siete años de la Universidad del Sur de California (USC), dedicado a preparar a estudiantes en vecindarios de bajos recursos para que asistan a una universidad.

Los graduados del programa son aceptados comúnmente en universidades de prestigio como Harvard, Yale, Stanford, y por su puesto, USC, la cual les otorga una beca completa por cuatro años y medio.

En los últimos 15 años, unos 745 estudiantes del Sur de Los Ángeleshan participado en NAI, la mayoría de ellos latinos. El 99% de ellos ha logrado llegar a la universidad.

Entre ellos está Jessica Alcázar, de 18 años y graduada de NAI, quien ahora asiste a la Universidad de California Irvine.

El martes pasado, cuando los estudiantes del Este de Los Ángeles y sus padres acudieron al auditorio escolar de Murchison, en Lincoln Heights para recibir la primera orientación sobre lo que implica el programa, Alcázar fue enfática:

“El mensaje es más para los padres que para los estudiantes, aún están muy chicos. Los padres son quienes deben entender que una oportunidad como esta no la pueden dejar pasar”, dijo la joven explicando que ella fue la primera en su familia en ir a la universidad y lo logró gracias a NAI.

“Ha sido un camino difícil. Pero este programa me ha ayudado a obtener desde los grados, hasta la ayuda financiera”, explicó la joven.

Como parte del programa de NAI, después de clases y los sábados, los estudiantes asistirán a clases, tutorías y otros talleres en el campus de las Ciencias de la Salud de USC en Boyle Heights.

“Sabemos que lo que hacemos es eficaz, y en Boyle Heights, al igual que en el Sur de Los Ángeles, hay una necesidad crítica de programas de acceso a la universidad”, dijo Kim Thomas-Barrios, directora ejecutiva de Alianzas Educativas de USC. “Estas familias tienen el gran deseo de que sus hijos vayan a la universidad y desean unirse con personas que creen en ellos”.

La meta es matricular hasta 600 estudiantes de los grados 6 al 12 en escuelas del área.

Reconociendo el importante papel que juegan los padres, NAI requiere que los padres de los niños en el programa se comprometan a acudir a asesorías cada sábado, hasta su graduación.

Fidencio Ramírez, padre de Marlene, estudiante de sexto grado, dijo estar dispuesto a hacer ese compromiso. “Todo lo que se tenga que hacer, lo hace uno para que sus hijos vayan a la universidad”, asentó el padre. “No hay nada más importante que eso”.

Thomas Barrios explicó que casi todos los estudiantes en este programa son los primeros en sus familias en asistir a la universidad. “Después de su graduación, casi el 100% califican para las becas Pell, que se otorga a los estudiantes universitarios de bajos ingresos”, dijo.

“Creo que cada generación debe ser mejor que la anterior y eso solo se logra con educación, con graduarse de la universidad”, expresó Alcázar.