Una casa dividida: los seguros tras un divorcio

Un divorcio o una separación deja enormes cambios en las vidas de los ex miembros de la pareja. Aparte de las dificultades emocionales, la nueva situación puede tener implicaciones financieras, incluyendo todo lo referente a los seguros y pólizas en general.

Según el Insurance Information Institute (I.I.I.) —una organización sin fines de lucro dedicada a la difusión de información y respaldada por la industria de seguros—, “al momento de la separación de bienes se debe incluir el análisis de cómo van a seguir asegurados esos bienes porque no sólo las pertenencias necesitan estar protegidas, sino que las personas afectadas necesitan tomar control de los cambios que les afectarán más allá de las cosas”.

Elianne González, portavoz de esa organización, ofrece algunas recomendaciones referentes a tres tipos de seguro luego de una separación:

Seguro de auto

Avise a la aseguradora que está en el proceso de separación o divorcio, especialmente si habrá cambios en la tenencia del auto que tienen en común.

Si la pareja se muda fuera de la residencia común, sáquele de la póliza de autos, y si compra un auto a su nombre después de una separación, saque una póliza de seguros separada para ese auto.

Si su expareja está a cargo de pagar las facturas del seguro, cerciórese de que su nombre también está en la información de contacto de la aseguradora para evitar que su póliza sea cancelada por falta de pago.

Seguro de propietario o de inquilino

La persona que se mude necesitará obtener seguro para sus pertenencias (de inquilinos o de propietario).

Verifique que tiene el tipo y cantidad de seguro adecuado para proteger sus pertenencias.

Actualice su inventario de pertenencias, y si no posee uno, este es el momento de hacerlo.

Seguro de vida

Las razones para mantener en el seguro a la expareja como beneficiario(a) puede seguir vigente tras la separación; por ejemplo, si uno de los ex cónyuges provee subsidio de mantenimiento para los hijos (child support), o para su ex (alimony) siguen existiendo razones para la protección de los ingresos perdidos del asegurado.

También deben considerar obtener un seguro de vida sobre quién la corte encargó de criar a los hijos, pues si esta persona fallece, se necesitará cubrir costos de cuidado y mantenimiento de los hijos.

Si una pareja en medio de un divorcio posee seguro de vida con el único objetivo de proveer protección para sus hijos, pudieran considerar adquirir una póliza a término (term life policy) en lugar de una póliza permanente (whole life policy). Los seguros a término suele ser más económicos y están diseñados para proveer protección por un término determinado, por ejemplo, hasta que los chicos alcancen la edad de 21 años o algún otro punto similar.

Hay que cuidar el combustible

A medida que empeora la situación en el Medio Oriente —todos los días vemos los problemas que existen en Siria y ahora Egipto— probablemente tengamos que amarrarnos los cinturones para una posible subida del precio del combustible.

Por ello no sería una mala idea entrenarnos en el ahorro del precioso líquido que llena los tanques de nuestros autos. Estos tips pueden ayudarte mucho a aliviar ese problema, que quizás no esté tan lejos:

Antes de echar a andar tu vehículo, pregúntate: ¿es este viaje realmente indispensable? Piénsalo dos veces, y si el viaje no es esencial, ahórratelo.

Cuando llenes el tanque del carro, hazlo temprano por la mañana, ya que es cuando la temperatura de la tierra aun está fría. Todas las gasolineras tienen sus tanques de almacenaje enterrados bajo tierra, y entre más fría esté la tierra, más densa estará la gasolina.

Si vas a comprar un auto, considera que te dé el mejor millaje por tanque. Los mejores son los ligeros de motores pequeños, los de cuatro cilindros y los de trasmisión manual.

Entérate de que los viajes de menos de cinco millas son los que más gasolina consumen, cerca del 30 por ciento de tu combustible.

En la carretera, mantén una velocidad fija y conservadora. Quienes conducen a 70 millas por hora y aceleran y desaceleran constantemente consumen más gasolina.

Apaga el aire acondicionado cuando puedas, y si tu auto tiene cruise control, úsalo cuando sea apropiado.

Las cargas innecesarias en el vehículo aumentan el gasto de gasolina.

Búscate una tarjeta de crédito que te dé reembolsos de dinero al final del año por lo que gastes en gasolina.

Otra recomendación importante es llenar el tanque cuando esté a la mitad, ya que entre más gasolina tengas en el tanque habrá menos aire ocupando espacio; la gasolina se evapora más rápido de lo que te imaginas.