Aumentan el uso del seguro de compensación en EE.UU.

En el último año, aumentó en 3.5 el porcentaje de trabajadores que utilizan el "worker's compensation"
Aumentan el uso del seguro de compensación en EE.UU.
El seguro provee compensación médica, rehabilitación y beneficios en efectivo.
Foto: Archivo

Anselmo L. trabajaba en un negocio de lavado de vehículos en el sur de Los Ángeles. Un día le comenzó a doler el hombro derecho. Debido a que no había sufrido un accidente ni ningún golpe visible, le costó mucho convencer a su empleador que su dolor estaba relacionado con el trabajo.

“Él (gerente) no me creía que yo estaba enfermo… hasta que le dije que conocía mis derechos y que iba a acudir a un abogado, me dio la información del seguro para los trabajadores (worker’s compensation)”, dijo Anselmo.

Las últimas cifras de la agencia National Academy of Social Insurance (NASI) indican que a medida que el país está saliendo de la recesión y hay más plazas de trabajo disponibles, también está incrementando la cantidad de personas que utilizan el seguro de compensación para trabajadores. En el último año incrementó 3.5% a nivel nacional.

Aunque hay trabajadores como Anselmo, que tienen que exigir sus derechos y hasta amenazar con una demanda legal para poder tener acceso a la protección que le otorga la ley, las estadísticas demuestran que al año hay en promedio un millón de peticiones o demanda de atención médica y otros servicios.

Ishita Sengupta, directora del Seguro de Compensación para Trabajadores de NASI, explicó que este seguro provee compensación médica, rehabilitación y beneficios en efectivo para los trabajadores que se lastiman en el trabajo.

Este programa también paga beneficios a los trabajadores que mueren por heridas o enfermedades ocasionadas por el trabajo. “Este es un programa de beneficio social regulado por cada Estado y que paga el empleador”, agregó Sengupta.

Las últimas estadísticas indican que en Estados Unidos este seguro pagó 60,200 millones de dólares en beneficios, de acuerdo con NASI. De éstos, casi 30 mil millones fueron en servicios médicos y de rehabilitación y el resto de fondos fue para pagar reemplazo de salarios.

El abogado David Goldstein, especializado en demandas de compensación al trabajador, dijo que ha visto cómo los empleadores evitan que sus empleados utilicen el seguro. “La mayoría de los empleados no utilizan abogados y navegan ellos solos el sistema de seguros de compensación. Enfrentarse ellos solos a los abogados de las aseguradoras y al empleador sin ningún tipo de consejería legal hace que se den tantos casos de abusos e intimidación”, dijo Goldstein.

En el caso de Anselmo, el doctor pagado por el seguro de compensación a los trabajadores le dijo que el dolor se debía a movimientos repetitivos en el trabajo y en lugar de descansar mientras se recuperaba, lo regresó al “car wash” con una nota que indicaba que le modificaran el tipo de trabajo. Su nuevo trabajo era lavar los baños, le redujeron la cantidad de horas y debido a que ya no tenía contacto con los clientes, se acabaron las propinas. Actualmente su caso está en la corte.

Según NASI, California ocupa el sexto lugar en la cantidad de beneficios que paga el seguro de compensación.