Ataques en Afganistán dejan 18 muertos

Ningún gruupo se ha atribuido la responsabilidad de ataques suicidas

El documento no ofrece más detalles sobre la persona que murió. La mayoría de los elementos de las fuerzas armadas estadounidenses opera en el este de Afganistán.

Actualmente hay cerca de 100.000 soldados de 48 países en Afganistán con la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, encabezada por Estados Unidos, 60.000 de ellos estadounidenses. Para finales de año, las fuerzas de la OTAN serán reducidas a la mitad y se espera que todos los soldados extranjeros se retiren del país para finales del próximo año.AP

KANDAHAR,— Un atacante suicida detonó ayer una bomba cerca de un retén policial y un banco en el sur de Afganistán, uno de los dos ataques en el corazón de la insurgencia que mataron al menos a 18 personas en 24 horas.

Por otra parte, los insurgentes en el este del país abatieron a un miembro de la OTAN, dijo un comunicado militar.

Ningún grupo se atribuyó de inmediato la responsabilidad por los ataques, pero los talibanes han intensificado su actividad a medida que las fuerzas extranjeras encabezadas por Estados Unidos reducen su presencia en el país, después de entregar la responsabilidad primordial a las fuerzas de seguridad afganas.

Javed Faisal, portavoz del gobernador provincial, había dicho inicialmente que el atacante suicida viajaba en un vehículo que era buscado por la policía, pero luego aclaró que la información nueva apuntaba a que el agresor iba a pie. Además de la sede del Nuevo Banco de Kabul, varias tiendas pequeñas y vehículos resultaron dañados.

“Vi a un hombre y un vehículo en el camino y mientras me ataba los cordones de los zapatos escuché una fuerte explosión. No sé si fue el vehículo que explotó o el hombre que estaba allí”, dijo Wali, un testigo que acababa de bajar de un taxi para ir al banco cuando ocurrió el atentado.

Faisal dijo que al menos seis personas murieron: cuatro civiles, un policía y un guardia de seguridad privada. Otras 24 personas resultaron heridas, la mayoría de ellos civiles.

Portavoces talibanes no respondieron de inmediato a las solicitudes para hacer declaraciones. El grupo extremista es especialmente fuerte en el sur de Afganistán, que está dominado por la comunidad ética pashtún.

Otras 12 personas murieron en una emboscada en una carretera en el distrito de Sangin, en la provincia de Helmand, también en el sur, la noche del viernes, dijo Omer Zwak, un portavoz del gobernador provincial. Sangin es el lugar de una operación en curso de las fuerzas afganas contra el Talibán.

Zwak dijo que 11 hombres y una mujer murieron en el ataque y que el vehículo también fue alcanzado por varias rondas de disparos. Tales atentados típicamente van dirigidos a las fuerzas de seguridad, pero en este caso “todas las víctimas son civiles y no tenían vínculos con el gobierno”, de acuerdo con Zwak.

Funcionarios afganos y de la coalición habían advertido que el Talibán intensificaría el ritmo de sus ataques después del mes sagrado musulmán del Ramadán, mientras trata de aprovechar los dos o tres meses de buen clima antes de la llegada del duro invierno afgano. El periodo tradicional de enfrentamientos dura de marzo hasta finales de octubre.

El integrante de las fuerzas de la OTAN murió en “un ataque directo de fuerzas enemigas en el este de Afganistán” el sábado, según un comunicado de la alianza militar.